Desde el año 2003 que la consultora de origen alemán, GEO-NET Umweltconsulting, comenzó a trabajar en análisis preliminares de proyectos eólicos en Uruguay y Chile y estudios de potencial eólico en otros países, tales como Ecuador, Perú, y la Argentina.

“Para entonces GEO-NET decidió posicionarse en el mercado brasileño, y desde 2009 empezó una cooperación muy productiva con su socio de Florianópolis, Santa Catarina, Brasil”, sostienen desde la firma.

“Con un enfoque en el análisis preliminar de los recursos eólicos, las campañas de medición con LiDAR / SoDAR y la certificación internacional de proyectos, GEO-NET Umweltconsulting es una consultora independiente que proporciona sus servicios a desarrolladores de proyectos, inversores e instituciones financieras. Los servicios se realizan en la sede central de Hannover, garantizando el total control de calidad”, comenta Henrique Ferreira, de la sucursal brasileña GEO-NET.

En una entrevista para Energía Estratégica, Ferreira analiza el mercado nacional en materia de energía eólica y los compara con el de Brasil y el de Alemania.

Cabe destacar que la Argentina, si bien tiene el 70 por ciento de su territorio apto para ser explotado con energía eólica, cuenta con una potencia instalada menor a 300 MW.

Se espera que para el 2019 se incorporen cerca de 2.000 MW producto de licitaciones Ronda 1 y 1.5 del Programa RenovAr y viejos contratos reflotados por la Resolución 202 (ver aparte).

Si bien estos sucesos se tratan de un avance importante en materia de energía eólica, nuestro país está lejos de Brasil, primero en América Latina en potencia instalada, con 10.700 MW, y más aún de Alemania, que es la plaza que más ha desarrollado la tecnología en Europa: cuenta con unos 49.500 MW de potencia, habiendo instalado parques sobre el océano (off shore).

El objetivo de las autoridades argentinas es que de cara al 2025 el 20 por ciento de la matriz eléctrica se constituya por energías renovables, lo que implicará la instalación de 10.000 MW, entre los cuales se espera que por lo menos la mitad de la potencia sea eólica.

Cabe resaltar que en la última licitación de renovables, la Ronda 2.0, se presentaron 58 ofertas eólicas por 3.818 MW en distintos puntos del país. El cupo licitado será de 550 MW.

La incógnita es: ¿cómo desarrollar proyectos en este mercado en expansión que se torna cada vez más competitivo y requiere de estudios serios a la hora de buscar financiamiento? Henrique Ferreira, de GEO-NET, arroja algunas aproximaciones.

¿Qué experiencias han recogido de mercados como el brasilero y el alemán, la cual puedan volcar en la Argentina?

Nuestra experiencia en Brasil, Alemania y muchos otros países es que el éxito de un proyecto de energía eólica depende en gran medida de la precisión con que se han realizado los primeros pasos de la fase de planeamiento: el estudio preliminar del rendimiento energético.

Una mala campaña de medición, un cálculo deficiente del rendimiento energético o un modelo de viento inadecuado, genera altas incertidumbres y baja predicción del rendimiento energético y, por lo tanto, un alto riesgo financiero para el inversor.

Por lo tanto, la calificación del consultor será decisiva en la reducción de riesgos y, en consecuencia, de las tasas de financiación del proyecto.

¿Y al respecto, desde la consultora están ofreciendo un servicio…?

La acreditación de GEO-NET según DIN ISO IEC 17025: 2005 garantiza la calidad de los servicios y la aceptación de los inversores y financieros internacionales.

¿Puede dar detalles sobre las certificaciones IEC 17025?

La acreditación ISO IEC 17025: 2005 otorgada por el DAkkS (Departamento Alemán de Acreditación), acredita a GEO-NET como laboratorio, siguiendo procedimientos rigurosos y bien definidos. Esto permite reducir los riesgos para el inversor y el financiero, y la consiguiente reducción de las tasas.

Los procedimientos técnicos cumplidos son estándares internacionales MEASNET (a nivel internacional) y TR6 (rigurosos estándares alemanes), cumpliendo con los más estrictos requisitos para inversores y financieros internacionales.

Por otro lado, ¿qué particularidades encuentran en este mercado, a diferencia de los otros dos mencionados?

La principal es la dificultad de estructurar el Project Finance, tan importante para el desarrollo de proyectos complejos como grandes plantas de generación eléctrica.

¿Y a qué se debe esa dificultad para la Argentina en la estructuración de Project finance?

La dificultad de financiamiento con Project Finance es parte del proceso de maduración del mercado y estabilización de la economía, como ocurrió recientemente en Brasil.

La fase de maduración también ocurrió en Alemania, que este año pasó de un sistema fijo de Feed-in-Tariff a un sistema de subastas.

Como dijo Juan Bosch (presidente de la consultora Saesa), el 20 de julio en una entrevista con Energía Estratégica, las subastas llevaron el «Largo Plazo» a Argentina. Por lo tanto, todas las partes interesadas también deben adaptarse a la nueva realidad.

¿Está “aprendiendo” el mercado el cierre de estados financieros? ¿Se podrán corregir estos aspectos en próximos rondas?

Una cosa es segura: un sistema de subastas aumenta el riesgo financiero, y la industria eólica aprenderá a cómo reducir los riesgos en otros aspectos.

En otros mercados que se hicieron más competitivos, como Alemania, descubrimos que la reducción de las incertidumbres desde el inicio del desarrollo del proyecto es cada vez más importante y, por lo tanto, aumenta la solicitud de nuestros calificados estudios para el rendimiento energético y campañas de medición.

Sobre la consultora GEO-NET

La consultora de origen alemán, actualmente ofrecen todos los servicios que son requeridos para la participación de proyectos eólicos en las licitaciones que se están llevando a cabo en Brasil.

“Elaboramos todos los informes y documentos conforme a las exigencias de la Empresa de Pesquisa Energética (EPE)”, señalaba Carina Albrecht, referente del Departamento de Gestión de Proyectos de la firma, en una entrevista anterior con este medio.

“Hemos elaborado certificaciones de producción energética y de mediciones de viento para diferentes proyectos en Latinoamérica (la mayoría en Brasil) de más de 3 GW. En la actualidad, de estos proyectos más de 450 MW están en operación y casi 350 MW están bajo construcción”, agregaba la especialista.

Entre los principales clientes en Brasil de GEO-NET se encuentra la empresa alemana SOWITEC, que está desarrollando proyectos para grandes inversores, tales como Enel Green Power o EDF Energies Nouvelles.