La Agencia Internacional de Energía (IEA), a través de su Programa de sistemas de energía fotovoltaica, publicó su último informe de 2018 referido a “Tendencias en Aplicaciones Fotovoltaicas”.

El documento recopila datos sobre el mercado mundial de esta tecnología y las acciones de gobierno que implementaron distintos países al rededor del globo, principalmente aquellos que reportan avances al Programa PVPS de la Agencia.

Entre los países latinoamericanos analizados se encuentran: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Perú y Uruguay. De estos 10, destacan a Chile y México como los países de la región con mayores avances en la incorporación de sistemas fotovoltaicos y políticas de incentivos.

El informe señala que Chile es uno de los países con la mayor radiación solar y que, sumado a tener una densidad de población muy baja, esto lo convierte en un lugar perfecto para el desarrollo de esta tecnología. Además, se indica que el mercado está impulsado por instalaciones a escala de servicios públicos, especialmente en la zona norte del país; en este sentido, se destaca a Antofagasta, aunque la región central también arrojaría cifras positivas en la incorporación de esta tecnología.

“Las plantas de Pv instaladas en la zona Central representan el 12% de la capacidad instalada de 2 Gw, la mayoría de ellas con 3 Mw o menos, con excepción de la planta de Pv Quilapilún de 103 Mw y la planta de Pv Solar de 34 Mw Doña Carmen con casi 3000 kwh / kwp”, detalla el informe.

En este escenario cobran relevancia las licitaciones que permiten obtener contratos a largo plazo para proyectos de generación a partir de fuentes renovables.

Entre los puntos destacados, se menciona la licitación de 2016 donde la oferta ganadora para fotovoltaica fue de 29,1 USD/Mwh, una de las ofertas más bajas registradas hasta la fecha en la región. No obstante, en 2017 esa cifra mejoró con una nueva licitación alcanzando los 25,4 USD/Mwh. A partir de allí, resultó oportuno compartir más cifras de aquel año:

75 Twh Consumo final de electricidad
17,7 millones Habitantes
2020 kwh/kw Rendimiento medio
892 MWDC Capacidad fotovoltaica instalada anual
2037 MWDC Capacidad fotovoltaica acumulada
5% Penetración fotovoltaica

Por otro lado, en México se instalaron alrededor de 285 MW de sistemas fotovoltaicos en 2017, lo que aumentó la capacidad total del país a 674 MW. En lo que respecta a precios, se alcanzaron niveles récords en PPA llegando hasta 0,02 USd/kwh , uno de los más bajos del mundo.

A modo comparativo con las cifras analizadas a Chile, también se relevaron datos de México en 2017:

287 Twh Consumo final de electricidad
128 millones Habitantes
1780 kwh/kw Rendimiento medio
285 MWDC Capacidad fotovoltaica instalada anual
674 MWDC Capacidad fotovoltaica acumulada
0,4% Penetración fotovoltaica

Como conclusión del análisis de las cifras compartidas por el informe es que Chile puede como uno de los países más prometedores de la región latinoamericana. Esto también es respaldado por los planes que el gobierno nacional compartió en su “Ruta Energética”, que incluye metas a largo plazo.

Ente los países de América Central y del Sur que también han crecido en capacidad gracias a la energía solar, Brasil está entre los mejores ubicados tras terminar el año 2017 con 1,1 Gw de capacidad instalada de Pv, con 935 MW de plantas provenientes de licitaciones y 164 MW de Pv distribuido (hasta 5 MW). Esto sería respaldado además por las exenciones fiscales que existen en varios estados, además de que el equipo solar ha sido excluido al 100% de los derechos de importación.

Otros países como Argentina, Colombia, Ecuador y Perú registran un avance bastante bajo en comparación con los anteriormente citados. Mientras que Colombia y Ecuador son los que menor desarrollos presentan, de Argentina y Perú se destaca el impulso de las renovables no convencionales a través de licitaciones, cuyos proyectos solares adjudicados están empezando a entrar en operación, y además se valoran los programas relacionados con la electrificación rural que incorporan paneles solares para ampliar el acceso a la energía a localidades distantes de las principales redes de transmisión.