Ingener, empresa nacida en Uruguay, suma más de veinte años de vida y una sólida trayectoria en la construcción de proyectos “llave en mano”. Su servicios cubren desde subestaciones eléctricas de alta tensión, hasta proyectos de generación eléctrica, como centrales térmicas y parques eólicos o solares fotovoltaicos.

Hace más de cinco años la compañía comenzó su estrategia de expansión en la región y actualmente tiene presencia en Argentina, Bolivia y Perú. En este tiempo, han construido unos 700 MW en infraestructura electromecánica y civil para parques solares fotovoltaicos y parques eólicos, de los cuales cubren la operación y mantenimiento de 120 MW con especialistas propios.

Su equipo está conformado por más de 700 empleados dedicados a obras y servicios de operación y mantenimiento. Muchos de ellos mantuvieron actividad durante la pandemia del Covid-19, por considerarse su labor como “actividad esencial”.

Energía Estratégica se comunicó con Alejandro Hunko, director comercial de INGENER, para tener mayores precisiones sobre cómo fue su estrategia durante la cuarentena en distintas plazas estratégicas para la empresa y qué expectativas tienen frente a una eventual recuperación de los mercados.

¿Cómo están enfrentando la crisis generada por el corona virus?

Ingener es una empresa con negocios diversificados y si bien esta es una crisis global, no todos los mercados reaccionan de la misma manera. La presencia en varios países y en varios rubros de actividad, muchos de ellos de carácter esencial, nos permite transitar esta crisis con expectativas ciertas de una pronta recuperación.

Sin ir más lejos, en Argentina la construcción de obras de infraestructura eléctrica es una actividad esencial, así que se ha mantenido nuestra ejecución de obra más importante que es la ampliación de la estación transformadora Santa Cruz Norte de 500kV para la interconexión del Parque Eólico Cañadón León al sistema interconectado nacional.

Hicieron una apuesta muy fuerte por Argentina en 2016. ¿Sienten que los resultados fueron los esperados?

Cuando Ingener ingresó a la Argentina, lo hizo de la mano de clientes que apostaron a su experiencia y know how pero siendo desconocidos para el mercado local. En menos de cinco años construimos la infraestructura eléctrica de cuatro parques eólicos (Genoveva I y II, La Banderita y Villalonga), de dos centrales térmicas de Araucaria Energy (Matheu y Luján) y de APR en Pilar. Sin contar el trabajo que ahora estamos realizando para YPF en Cañadón León.

En suma, en un espacio muy corto de tiempo nos hemos transformado en un proveedor idóneo y experimentado para la construcción de infraestructura eléctrica en el país. Cuando el mercado eléctrico en general y el de las energías renovables en particular, retomen el sendero de crecimiento estaremos ya posicionados como partners de referencia para los grandes desarrolladores que apuesten al mercado argentino.

¿Y mientras tanto?

Mientras tanto estamos muy activos en el crecimiento regional desde Argentina, concretando oportunidades en Bolivia y Perú. Y por supuesto con el enorme apoyo que significa la solidez de la Compañía en su país de origen.

En los últimos años INGENER ha logrado una participación muy importante en los principales proyectos de generación y transmisión de energía eléctrica en el Uruguay. Trabajando en más de 400MW de proyectos de generación de energías renovables (parques eólicos y plantas solares fotovoltaicas); y una decena de subestaciones de alta tensión para conectar proyectos industriales, plantas de generación o reforzar la red de transmisión, INGENER se ha convertido en un referente de Uruguay en la ejecución contratos EPC (ingeniería, suministros y construcción).

Hoy Uruguay vuelve a presentar un mercado atractivo con varios proyectos en ejecución y otros en estudio.

Alejandro Hunko, director comercial de INGENER

¿Qué ventajas económicas y técnicas ofrecen a sus clientes para tener un crecimiento tan sostenido?

Nuestro trabajo está enfocado en ofrecer a nuestros clientes la más alta calidad y confiabilidad en sus instalaciones, cumpliendo con los plazos de construcción comprometidos.

A través de nuestros departamentos de ingeniería, construcción y operación y mantenimiento Ingener logra tener las ventajas competitivas necesarias para convertirse en un partner estratégico en proyectos llave en mano para sus clientes. La ejecución de todas las etapas del proyecto se realiza, además, de acuerdo a procedimientos de calidad y seguridad del sistema de gestión de Ingener, certificado bajo las normas ISO 9001, OHSAS 18001 e ISO 14001

¿Son optimistas a pesar de la crisis, entonces?

INGENER ha logrado desarrollar un nombre que se identifica en el mercado como sinónimo de trabajo, de buena técnica y de alto compromiso con nuestros clientes. Somos actores de largo plazo, estamos en un proceso de crecimiento y aunque la coyuntura sea muy difícil, la gente volverá a consumir energía eléctrica y los países deberán recuperar terreno perdido en el desarrollo de sus infraestructuras.

Confiamos plenamente en nuestra gente, en nuestros profesionales que nos han llevado a un lugar de reconocimiento por nuestra calidad y cumplimiento de los plazos. Mantenemos nuestra visión de transformarnos en una empresa internacional que compita codo a codo con las principales compañías de ingeniería y construcción en los proyectos de energía de la región.