La eólica y la fotovoltaica ganan terreno mientras el carbón llega a su nivel más bajo desde el 2011

Así lo indica el Reporte Anual de Generadoras de Chile. La fuente que mayor crecimiento tuvo en cuanto a participación en la generación de energía fue la solar fotovoltaica, que aumentó su participación en un 20% en un año.


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

Durante las últimas dos décadas, la fisonomía de la generación de energía eléctrica en Chile ha cambiado mucho.

Según el Reporte Anual de Generadoras de Chile (ver), a inicios de la primera década de este siglo la participación de la hidroeléctrica fue fundamental. Junto con la biomasa (en muy pequeño porcentaje), estas fuentes renovables cubrían cerca del 50% de la generación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Las fósiles ocupaban la otra mitad, cuyas protagonistas eran el gas natural y el carbón.

Con el correr de los años, las estas fuentes contaminantes ganaron terreno gracias a la incorporación de fuentes con derivados de petróleo y mayor centrales a carbón, explicando más del 60% de la producción de energía al finalizar la primera década.

Durante la segunda década de este siglo, las fósiles alcanzan un auge en 2013, representando casi el 70% de la generación, siendo la carbonífera la fuente más importante.

Pero desde 2014 comienza el cambio. Empiezan a incorporarse paulatinamente las energías renovables no convencionales, en detrimento de las fósiles. De acuerdo al reporte de Generadoras de Chile, el 2020 es la foto más ilustrativa de ello.

Fuente: Generadoras de Chile

Si bien, según el informe, durante el año pasado en el SEN se generaron 77.751 GWh, donde un 53,5% fue aportado por centrales termoeléctricas, un 26,5% por centrales hidroeléctricas, un 7,1% por centrales eólicas, un 9,8% por centrales solares fotovoltaicas, y el restante 2,4% por centrales de biomasa, geotermia y cogeneración, fue notorio el avance de las renovables no convencionales.

Las centrales a carbón llegaron a un nivel tan bajo de participación en la generación comparable al del 2011 (ver gráfico). En contraposición, tanto la energía solar fotovoltaica como la eólica obtuvieron cada vez mayor espacio.

En comparación con el 2019, la generación a carbón retrocedió un 4,9% (1.382 GWh menos). En cambio, la generación con fuentes de energía solar fotovoltaica crecieron un 20,3% (1.291 GWh) y la eólica un 15,1% (725 GWh).

Fuente: Generadoras de Chile

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *