La eólica offshore de Brasil se prepara para un boom de proyectos

Existen cerca de 100 GW de proyectos fuera de la costa en licenciamiento ambiental y se prevé una licitación para que se concreten antes del final de la década.


Brasil avanza en la transición energética y sigue puliendo detalles para que se pongan en marcha varios proyectos eólicos offshore a partir de una licitación competitiva y específica para dicha tecnología. 

Y tal como lo adelantó Energía Estratégica durante la COP26, la Asociación Brasileña de Energía Eólica (ABEEólica) trabaja para lanzar una convocatoria en el corto plazo luego de que a principios de año se publicaran los lineamientos iniciales para generación de energía eólica marina.

Elbia Gannoum, presidenta ejecutiva de ABEEolica, aseguró que hay “alrededor de 100 GW de proyectos en licenciamiento ambiental”, es decir más del doble de durante la Conferencia de las Partes de Glasgow, ya que en aquel entonces mencionó que había 46 GW de proyectos offshore en desarrollo.

“Ante ello, ya estamos organizando la industria y nos preparamos para hacer una subasta en el próximo año, por lo que tendremos los aerogeneradores offshore antes del final de la década”, afirmó en declaraciones públicas. 

“Estamos organizando toda la estructura productiva, puertos y líneas de transmisión para producir energía eólica offshore e hidrógeno verde a partir de las energías renovables”, agregó. 

Es preciso recordar que Brasil acumula 21 GW de capacidad eólica instalada en 777 centrales eléctricas operativas de dicha tecnología, a la par que posee otros 4,9 GW en construcción, de acuerdo a los datos que presenta la Asociación. 

Por otro lado, la presidenta ejecutiva de ABEEolica mencionó que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania afortunadamente no impacta de gran manera en el mercado de los aerogeneradores de Brasil dada la industrialización del sector en el país. 

“Por la naturaleza técnica de las turbinas, el país produce el 80% de las veletas de viento, lo que nos deja en una situación un poco más blindada. Como tenemos una industria muy fuerte capaz de producir lo que es equivalente a 4 GW, cerca de lo que se instaló el año pasado (3.6 GW), nos hace menos vulnerables a los pozos de producción y conseguimos organizar mejor nuestra industria”, manifestó.

De todos modos, reconoció que la materia prima es un un commodity que sufre sus impactos y que ya notaban cierto impacto en los insumos a partir del COVID y el impulso a la demanda de productos básicos, principalmente por China, “lo que generaba presión en los costos”, según explicó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com