El 8 por ciento de la energía eléctrica que demanda Europa es generada a través de tecnologías eólicas, según un informe preparado por el Centro Común de Investigación de la Unión Europea, cuyos resultados fueron entregados la semana pasada.

De acuerdo a los expertos, esta producción permitiría, por ejemplo, satisfacer completamente la demanda energética combinada de Bélgica, Holanda, Grecia e Irlanda durante todo un año, demostrando así que la energía eólica es la fuente de energía renovable que más éxito ha tenido en los últimos años.

Los 129 GW generados de forma eólica durante el año 2014, permiten proyectar que para el 2020 el porcentaje llegaría al 12 por ciento, lo que deja bien parada a Europa respecto a su propia meta de que para ese año el 20 por ciento de la energía generada en Europa sea a través de fuentes renovables.

El estudio estimó que el año pasado se alcanzó un récord de turbinas eólicas instaladas en todo el mundo, llegando a 52,8 GW de generación, un 48 por ciento más que en el 2013 y un 17 por ciento respecto al año 2012.

Si bien China es el país que ha demostrado mayor crecimiento y tiene una participación de mercado del 44 por ciento, la Unión Europea en su conjunto lo supera en cuanto a capacidad acumulada (con los 129 GW), contando las turbinas instaladas tanto en zonas terrestres como en áreas costeras.

Dentro de Europa, los países que son líderes en esta tecnología son Dinamarca, Portugal, Irlanda, España, Rumania y Alemania, países que han logrado satisfacer entre un 10 y 40 por ciento de su consumo eléctrico utilizando la energía eólica.

Debido a los avances tecnológicos en la industria, el costo de generación continúa en descenso y, al bajar el presupuesto total para proyectos de este tipo, se está haciendo cada vez más atractivo para distintos países.