La eólica marina es la tecnología energética que más crece en Europa. Según datos de EWEA, la Asociación Eólica Europea, en la actualidad hay un total de 16 parques –4.900 MW­– en construcción en Europa.

En el primer semestre, 781 MW de eólica offshore comenzaron a verter electricidad en el continente, lo que sitúa la capacidad instalada total en 7.343 MW repartidos en 73 parques en 11 países, capaces de abastecer a siete millones de hogares medios o a un país del tamaño de Holanda.

Estos 781 MW se instalaron en el Reino Unido –147 MW–, Bélgica –47 MW– y Alemania –30 MW–. España no cuenta aún con eólica marina a nivel comercial, pero sí con varios prototipos y parques experimentales.

No obstante, el ritmo de instalación en Europa se ha reducido un 25% respecto al mismo periodo del año anterior y EWEA no descarta que esta tendencia se prolongue en los dos próximos años.

Para asegurar un crecimiento saludable en la última parte de la década y para que la eólica offshore juegue su papel en el logro de los objetivos europeos de renovables, clima, seguridad y competitividad, la industria necesita visibilidad a largo plazo”, señala EWEA en un comunicado. A su juicio, esto se conseguiría con unos ambiciosos objetivos a 2030 que deberían fijarse en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos de octubre.