Las mejoras en la eficiencia energética en el sector del transporte permitirán reducir el gasto en combustibles entre 40.000 y 189.000 millones de dólares anuales hacia 2020, según aseguró hoy la Agencia Internacional de Energía (AIE).

El sector automotor es uno de los principales mercados para la aplicación de estas medidas, de acuerdo con el Informe de Mercado de Eficiencia Energética (EEMR) 2014 presentado en Verona (norte de Italia), que asegura que la puesta en práctica de estas políticas conducirá a la producción de vehículos más eficientes desde un punto de vista energético en un período de cinco años.

El EEMR 2014 revela que las mejoras experimentadas en la eficiencia energética desde 1970 permitieron en 2011 el ahorro de 1.337 millones de toneladas equivalentes de petróleo en once países miembros de la AIE evaluados.

Según señala el informe, esta cantidad supera el consumo total final (TFC) de la combinación de todas las fuentes de energía de la Unión Europea en 2011, y supuso un ahorro de 743.000 millones de dólares.

«Fruto de la eficiencia energética en 11 países miembros de la AIE, el ahorro fue superior a la demanda de energía de un continente entero«, apunta el análisis que difundió la agencia de noticias EFE.

Asimismo, el informe destaca la reducción en 5 por ciento de la demanda de energía en 18 países pertenecientes a la AIE entre 2001 y 2011, a causa fundamentalmente de estas políticas de eficiencia.

«El ahorro acumulado debido a las mejoras en la eficiencia entre 2001 y 2011 en estos países fue de 1.731 millones de toneladas equivalentes de petróleo«, indica el EEMR 2014.

El sector que registró una mejoría más amplia durante esta década fue el residencial, gracias al ahorro en calefacción, calentamiento de agua, iluminación y consumo de energía de electrodomésticos.