29 de diciembre 2021

La CNE mantiene su posición sobre el gas inflexible y se fortalece frente al fallo

Si bien para Pamela Barros, abogada experta en regulación económica, "ningún escenario es descartable", advierte: “Es la primera vez que se decreta una medida cautelar respecto a una norma de aplicación general. Si el Tribunal (de Defensa de la Libre Competencia) va a mantener su postura, deberá fundamentar sólidamente su decisión”.


Un nuevo capítulo avanza sobre la medida precautoria que presentaron las empresas hidroeléctricas Hidromaule y Puntilla al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para que se deje sin efecto la aplicación de la “Condición de Inflexibilidad” contenida en la Norma Técnica del GNL de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Después que el TDLC acogiera la medida cautelar solicitada por las demandantes, la CNE, tal como se suponía, hizo su descargo (ver respuesta completa) sobre la necesidad de que continúe incorporándose al sistema GNL con prioridad de despacho.

“La medida cautelar puede ser especialmente grave dada la presente de sequía, la vigencia de un decreto de racionamiento y el alto precio del GNL que hoy existe en el mercado internacional, producto además de su escasez”, argumentó la Comisión.

Y advirtió: “Es contrario al interés común imponer trabas adicionales a las compras y suministro de GNL, eliminando totalmente la posibilidad de suministrar gas de manera inflexible”.

En diálogo con Energía Estratégica, Pamela Barros, abogada experta en regulación económica, explica que el Tribunal tiene «una importante decisión que tomar en el corto plazo» y que «ningún escenario es descartable».

Sin embargo, observa: “Es la primera vez que se decreta una medida cautelar respecto a una norma de aplicación general. Si el Tribunal (de Defensa de la Libre Competencia) va a mantener su postura, deberá fundamentar sólidamente su decisión”.

“Creo que la Comisión tiene la oportunidad de revertir esta medida precautoria, pero debemos recordar que la decisión de fondo respecto de la demanda propiamente tal y la condición de inflexibilidad, requerirá de un proceso más largo”, sostiene la experta.

En ese sentido, Barros aclara: “Las medidas precautorias se pueden revertir en cualquier momento”. “Incluso si el Tribunal decide mantener la medida, no significa que no se pueda revertir más adelante”, indica.

Las renovables a favor de las demandantes

Cabe recordar que la semana pasada, la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA A.G.) se pronunció a favor (ver) de la demanda de las empresas hidroeléctricas para que se quite la aplicación de la “Condición de Inflexibilidad” de la Norma Técnica del GNL.

“Para ACERA resulta muy importante lo afirmado por el TDLC, en cuanto a que en la citada demanda “se han acompañado antecedentes que constituyen a lo menos presunción grave del derecho que se reclama” y, por lo tanto, en el marco de diversas actuaciones que nuestro Gremio ha impulsado para lograr un sistema eléctrico sin distorsiones espera que en el cumplimiento de las funciones y atribuciones que la ley le otorga al TDLC, el Tribunal analice y dictamine respecto de las eventuales faltas de la NT GNL al cumplimiento de las normas que regulan la competencia en nuestro país”, sostiene la entidad.

Y enfatiza: “Creemos que el desarrollo de un proceso de esta importancia por parte del TDLC sin duda contribuirá a la consecución de un sistema eléctrico con más energías limpias y renovables, y con altos niveles de competencia y eficiencia”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019