La Asociación Chilena de Energías Renovables (ACERA), Generadoras Eléctricas, el Consejo Geotérmico, GPM y la Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP) presentaron una serie de comentarios a los decisores políticos para evitar cambios sobre la regulación de la ley corta de distribución que advirtieron podrían haber impactado de manera negativa en el sector de las energías limpias.

Fue una de las importantes gestiones que realizó la industria para evitar cambios en la ley corta de distribución que afectaran el normal crecimiento en el segmento de la generación de energías renovables.

Carta presentada

El proyecto de ley corta de reforma a la distribución (Boletines 12.567-08 y 12.471-08) ha recibido el día 18.11.2019 dos indicaciones que tienen un impacto significativo sobre la industria de generación, segmento que es no parte del foco de este proyecto de ley:

N5: Modifica el artículo 165(d) de l a LGSE, en el sentido de disminuir la tasa de actualización utilizada en los cálculos de los precios de nudo, desde el 10% actual a un 6%.

N2: Reduce el umbral del artículo 147(d) elegibilidad como clientes l ibres de 500 kW a 300 kW.

La industria de generación ya ha concurrido con un esfuerzo muy significativo a financiar la estabilización de l a tarifa a clientes finales mediante el mecanismo que contempla la reciente ley
21.185, que implica absorber el costo financiero de un fondo de hasta US$ 1.350 millones.

Las indicaciones en presentadas tienen efectos sobre el sector generación que agregan incertidumbre a los inversionistas y que, por sobre todo, no tienen efecto alguno en reducir la tarifa final a clientes regulados en el corto y mediano plazo, y tampoco aseguran el acceso a precios competitivos a los clientes regulados que podrían migrar a clientes libres.

  • Respecto de la indicación N5 sobre rebaja de la tasa de actualización del Art. 165(d):
  1. El cliente final no verá la rebaja al precio de la potencia, debido a que cada contrato licitado, utilizado para abastecer a estos clientes a través de las distribuidoras, quedó con un precio fijo al momento de adjudicarse cada uno de estos
  2. adicionalmente, en el corto plazo, la tarifa de energía y potencia se encuentra estabilizada producto de la ley 21.185.
  3. la reducción de la tasa de retorno a niveles asimilables a las de un servicio público con monopolio natural no es asimilable al riesgo correspondiente al de un sector competitivo, con un riesgo inherente mucho mayor
  • Respecto de la indicación N2 sobre la reducción del umbral del artículo 147(d) de 500 kW a 300 kW
  1. Los clientes finales en el rango entre 500 kW y 300 kW representan menos del 1% de los empalmes, y en volumen de energía menos del 6% del total de los clientes regulados
  2. Hoy la LGSE ya faculta l a disminución del umbral de elegibilidad de clientes libres sujeto a la verificación de existencia de condiciones de competencia por parte del TDLC (Artículo 147 de la Ley Eléctrica)
  3. Una modificación del umbral requiere de gradualidad, condiciones de competencia y considerar la sostenibilidad de los contratos vigentes, que han requerido de inversiones significativas en infraestructura, la mayor parte en energías renovables y sostenibles
  4. Es condición necesaria crear condiciones habilitantes previas, que permitan avanzar hacia un mercado con acceso igualitario, competitivo y con información transparente, las cuales están siendo discutidas en el anteproyecto de ley larga de distribución
  5. Una reducción de umbral genera incertidumbre en los volúmenes contratados, lo que afecta el financiamiento de los proyectos, en particular de energías renovables, así como impactaría en el nivel de competencia y competitividad en el sector eléctrico a futuro, potencialmente resultando en mayores costos a los clientes finales en el largo plazo