Para la Cámara de Generación Distribuida, la aprobación en primer debate en el seno del Plenario Legislativo del proyecto de ley 22.009 marca el inicio de la construcción del “Nuevo Modelo Solidario del Siglo XXI” para el sector eléctrico costarricense, uno que responde precisamente a los procesos de Descarbonización, Descentralización y Digitalización del sector eléctrico, gracias a una regulación objetiva, transparente, eficiente, y que centra al consumidor en el eje del diseño regulatorio.

Reconocemos, la valiente labor no sólo de los Diputados proponentes en el tratamiento del proyecto conocido como “Ley para la Promoción y Regulación de los Recursos Energéticos Distribuidos a partir de Fuentes Renovables”; sino de las distintas fracciones legislativas, cámaras empresariales y actores del sector eléctrico que, con visión de futuro y diálogo permanente y constructivo, hicieron posible un texto
que es bueno para todos, en especial para los consumidores costarricenses como una opción eficaz en pro de la urgente y necesaria reactivación económica del país.

William Villalobos, director ejecutivo de la Cámara de Generación Distribuida, destacó que «esta ley se convierte en la primera ley de la República que supera la concepción clásica del Servicio Público».

«Por primera vez en el país se incorpora una categorización jurídica mucho más pertinente para los Recursos Energéticos Distribuidos definiéndolos como Servicios Económicos de Interés General. Replicando así, institutos jurídicos propios del Derecho Administrativo Económico consecuentes con las mejores técnicas de intervención administrativa, poniéndonos a nivel de países como España, Colombia,
México y Chile».

Sin duda, estamos a las puertas de contar con una ley que traerá:

i) reglas claras,

ii) independencia regulatoria, y

iii) fomento a las nuevas tecnologías que están dándose consecuencia de la descentralización de las redes energéticas a nivel mundial en donde Costa Rica no es la excepción.