La concientización ecológica está creciendo entre los bancos. Desde hace algunos años que BBVA Francés, Galicia, HSBC, ICBC, Hipotecario y Macro están adecuándose a las reglas internacionales de sustentabilidad, pero es tras la construcción de nuevos edificios que empezaron a lograr la certificación Leadering in Energy and Environmental Design (LEED).

De hecho, en el mundo esta es una tendencia en aumento, al punto de que las propiedades tienen un mayor valor comercial si son edificios sustentables.
La certificación LEED es un sello de calidad internacional para las construcciones sustentables que fue desarrollado en 2000 por el U.S. Green Building Council.

Cuenta con cuatro niveles: «Certificación» de 40 a 49 puntos, «Plata» de 50 a 59 puntos, «Oro» de 60 a 79 puntos, «Platino» de 80 a 110 puntos.

Los edificios ecológicos, verdes o sustentables, son aquellos que contemplan en todo su ciclo de vida -plan, diseño, construcción, ocupación, operación, mantenimiento, desocupación y demolición- los procesos, materiales y componentes con el objetivo de minimizar el impacto negativo de las construcciones y del uso del suelo sobre el planeta y su gente.

En concreto, las diferencias con un edificio tradicional pueden variar desde el reciclado de la basura, el aprovechamiento de la luz natural, la regulación de la electricidad o el reuso del agua potable.
En el país hay 71 edificios en proceso de certificación, 1 certificado Nivel Platino, 8 certificados Nivel Oro, 8 certificados Nivel Plata, y 4 certificados.

La certificación LEED se basa en prerrequisitos de cumplimiento obligatorio y créditos en cada una de las categorías que componen el proceso de certificación. El cumplimiento de los distintos créditos otorga puntos y de esta manera se determina el nivel de certificación, mayor cantidad de puntos implica que el edificio es más sustentable. Asimismo, las categorías que se ponen bajo la lupa son: nuevas construcciones, interiores de comerciales, operaciones y mantenimiento entro otros.

Por ejemplo, el HSBC tiene nivel Oro para su edificio Barracas de Lezama, el primer banco en Argentina en obtener la certificación LEED -otorgada el 7 abril 2011- y el primero en América latina en tener la certificación en la categoría «operaciones y mantenimiento» para edificio de empresa de servicios financieros. Además, la sucursal de San Isidro recibió el certificado nivel Plata.

Por su parte, el BBVA Francés señaló que están implementado en sus edificios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires el plan de Eco eficiencia, el cual se expandirá a todas la red de sucursales. Este plan consiste en el uso racional de recursos como la implementación de canillas automáticas, censores de iluminación, artefactos de tecnología led y el recambio de equipos de aire acondicionado por equipos eficientes.

En cuanto al gasto que significa tener un edificio «verde», desde el ICBC indicaron que el incremento en el costo del proyecto ronda el 20%. «El costo luego se descuenta del menor consumo energético en lo que a sistemas de aire acondicionado e iluminación respecta», aclaró Joaquín Barcia, integrante del equipo de arquitectura del área de Aprovisionamiento Estratégico del banco. En la misma línea, agregó: «Con los edificios sustentables logramos 30% de ahorro de energía, entre el 35% y el 50% de reducción de dióxido de carbono, el mismo porcentaje de reducción del uso de agua, entre el 50% y el 90% de reducción de la basura generada por los edificios no sustentables».

A su vez, Macro está terminando de construir una Torre Corporativa en la que planea lograr un máximo aprovechamiento de la luz natural: «Tendremos un sistema de control inteligente que permitirá obtener el nivel exacto de iluminación requerido en cada momento del día de energía«. Además, el edificio contará con tecnología que le permitirá ahorrar agua potable a través del concepto de reuso, ya que «un moderno sistema permitirá el reciclado de aguas servidas, provenientes del recambio y limpieza de la torre de enfriamiento de la instalación de aire acondicionado, sumado a un sistema de recolección y utilización de agua de lluvia para riego«.

A su vez, el edificio que está construyendo Galicia en Chacarita contará con un certificado categoría Plata. «La infraestructura del edificio permitirá reducir un 30% el consumo de agua y un 18% el de energía respecto de un edificio común. Además, incluirá sistemas de recuperación de agua, de tratamiento de aire, espacios verdes y estacionamiento para bicicletas que le permitirán clasificarlo como un edificio Greenbuilding«, comentaron desde la entidad.

Los edificios ecológicos también llegaron al interior del país. El Banco Hipotecario inauguró en abril de 2013 una sucursal sustentable en Yerba Buena, Tucumán. No obstante, esta fue la segunda con estas características; la primera sucursal verde de la entidad fue la de San Miguel, provincia de Buenos Aires, en septiembre de 2012.

Fuente: Cronista Comercial