El martes pasado, la subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética, Andrea Heins, brindó una conferencia de prensa donde anunció que en junio comenzará a regir un plan para el uso responsable de gas.

De la jornada participaron el director de Educación del área, Juan Manuel Ojea Quintana, la titular de la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) del Ministerio de Educación porteño, Damasia Ezcurra, y la directora ejecutiva de Calidad Universitaria de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, Mónica Marquina, entre otros funcionarios y docentes.

Principalmente la propuesta esgrimida apunta a la reducción del consumo de artefactos de calefacción y a la paulatina incorporación de calefones eficientes que prescinden del consumo pasivo que genera el ‘piloto’.

Sobre este último punto, la funcionaria hizo hincapié en el proyecto de Ley que presentó a principios de este año la senadora radical, Pamela Verasay, el cual promueve la instalación de calefones modulantes con encendido electrónico (Sin piloto, clase A en eficiencia)- ver.

La idea del Gobierno es que comiencen a reemplazarse los equipos que comúnmente se usan en los hogares por estos de alta eficiencia. Para ello se proyecta la creación de un régimen de promoción para la fabricación de estos artefactos y sus partes, insumos, componentes y equipamiento a través de incentivos.

Pero hasta tanto la industria no genere la oferta suficiente, el Gobierno podrá reducir o liberar de gravámenes o tributos de importación a los componentes o insumos necesarios para su fabricación.

Lea también: «Los dos proyectos de Ley sobre Eficiencia Energética que apoya el Gobierno Nacional»

En diálogo con Energía Estratégica, la senadora Verasay destaca el apoyo del Ministerio de Energía y Minería a su proyecto y revela que se está avanzando de manera tal que se perfila a ser tratado próximamente. “Ya estamos trabajando con algunos senadores, en particular con el Presidente de Comisión (de Energía, Guillermo Pereyra) que es con el que más coordino y trabajo los tiempos”, apunto.

Sobre el impacto que puede tener la vigencia de esta media, evitando consumos pasivos, subraya: “estamos hablando de un ahorro de 500 millones de dólares en gas natural en Argentina, simplemente por hacer el recambio de la plaza de 6 millones de calefones, que es lo que tiene censada la Cámara (de Senadores) en cuanto números instalados de calefones en el país”.

“Es un número importante no solamente para la economía nacional sino para el bolsillo de las familias que va a ver reducido su consumo entre un 20 y 30 por ciento de su factura, sobre todo en este escenario de reacomodamientos de subsidios”, considera la legisladora en cuanto al aumento gradual de tarifas que instrumenta el Gobierno.

Para la senadora es central que Argentina avance en este sentido. Comenta: “es un complemento a la nueva matriz energética que se está planteando, ya no desde el punto de vista de la generación, sino desde el punto de vista del uso”.

“Hablamos de la necesidad de pasar de la energía no renovable a la limpia pero en el medio también hay que trabajar algo no menor y es justamente la eficiencia del uso del recurso”, cierra Verasay.

Foto 01