“Estamos cambiando el estatuto para ser operadores y prestadores de servicio”, destaca José Brillo, presidente de la Agencia de Inversiones (ADI) de Neuquén, en diálogo con Energía Estratégica.

El funcionario señala que la entidad experimentará con dos proyectos. Por un lado, una planta solar fotovoltaica al norte de la provincia argentina, en un territorio cercano a la localidad de Chos Malal. Según Brillo, se trata de una primera etapa de 1,5 MW que demandará dos millones de dólares.

Por otro lado, la mini-central hidroeléctrica Nahueve, de 4,6 MW. Cabe señalar que su montaje fue adjudicado a la UTE conformada por las empresas Rovella Carrarnza e Industrias Metalmecánicas Especiales.

“El contrato se va a firmar en los próximos días para iniciar la construcción”, revela el presidente del ADI al tiempo que estima que la obra podría estar lista a finales del 2022.

Con estos emprendimientos la entidad apuntará a formalizar contratos de venta de energía entre privados, con la propia Provincia o con Nación.

“Lo que buscamos es la posibilidad de ofrecer servicios desde el estado en una Agencia que sea autosustentable desde el punto de vista económico. Entonces buscaremos generar ingresos”, señala Brillo.

Vientos Neuquinos, pronto a inaugurar

Por otra parte, el titular de la Agencia de Inversiones neuquina destaca que para fin de mes comenzará a operar el parque eólico de 100 MW ‘Vientos Neuquinos’, si es que no hay postergaciones a causa del Coronavirus.

La central fue desarrollada por el ADI y la firma Emprendimientos Energéticos y Desarrollos (EEDSA), que realizaron las mediciones y las habilitaciones correspondientes y hoy está en manos de AES Argentina.

Según confía Brillo a este medio, Vientos Neuquinos empezaría a funcionar con 5 aerogeneradores y paulatinamente entrarían en operaciones nuevas máquinas de a tandas. “Estimamos que las 29 máquinas van a estar funcionando durante el mes de junio.

La obra costará unos 120 millones de dólares y los fondos provendrán en su mayor parte de la OPIC, organismo financiero del Gobierno de los EEUU.