Históricamente, la empresa que dedicó gran parte de sus negocios a solar off-grid ahora avanza en instalaciones híbridas de tecnología fotovoltaica con baterías y evalúa incorporar eólica a partir de turbinas helicoidales para acompañar el desarrollo de sistemas para autoconsumo. 

Alberto Morillo, CEO de Keluarga Smart Solar, reveló a este medio que este año 2021 prevén obras por más de 1 MW solar con almacenamiento, además de otras soluciones para el agro como pueden ser bombas solares. 

“En República Dominicana, sólamente un 30% del país recibe 24 hs de energía sin cortes. Por ello, la combinación off-grid y on-grid es vital”, consideró. 

Y agregó que por ello, “como empresa nos estamos preparando para recibir una avalancha de solicitudes que tengan que ver con off-grid y sistemas híbridos”.  

Entre su oferta que está en sincero crecimiento, el empresario destacó su solución Smart Bill Solar, que consiste en un sistema basado en nano inversores integrados en las placas solares cuyo diseño es un traje a medida de cada cliente que permite que su consumo no supere los 200 kwh, asegurando al usuario un ahorro de entre un 20% y hasta un 44% en la factura eléctrica. 

Ese tipo de instalaciones representan buena parte de su cartera en el país. Y aunque el éxito de la solar fotovoltaica sea un hecho para instalaciones resilientes y sostenibles de triple impacto ambiental, social y económico, desde la óptica de Morillo, su modularidad le impediría avanzar más agresivamente en el segmento residencial y comercial. 

De allí es que, desde Keluarga Smart Solar planteen nuevos proyectos integrando energía eólica de pequeña escala a partir de turbinas verticales helicoidales. 

“Estamos pensando en instalaciones con pequeños generadores eólicos de 600 a 1000 watts”, adelantó el CEO de la empresa. 

De allí, reveló que están evaluando asociarse con una constructora para que desde el inicio de sus obras en vertical ya contemplen acometidas precisas para este tipo de soluciones energéticas.

“La tecnología helicoidal ya es competitiva. Lo que la hace considerar más económica que los paneles solares es el espacio físico que ocupan por metro cuadrado, la logística requerida y la posibilidad de generar más kWh alrededor de 24 hs”, repasó Morillo. 

Trabajar con diseños más económicos sería menester para esta empresa, ya que parte de su visión también es lograr que la energía llegue a todas las comunidades. Entre las iniciativas que impulsa, la empresa se propuso promover conexiones en lugares remotos de la isla tales como algunas zonas de El Seibo, en el este del país.

Pese a que algunos proyectos no tengan la misma rentabilidad que en la ciudad, las instalaciones off-grid en zonas rurales representarían la mayoría de los negocios para viviendas y pequeños negocios en la actualidad.

“Cerca del 60% del mercado es off-grid. Hay que considerar el enorme déficit eléctrico en la isla. Por eso, el mercado off-grid se posiciona como el más grande”, concluyó Morillo.