La iniciativa, convertida en Ley 5.915, contó con el consenso de los distintos bloques parlamentarios, y se constituye es una herramienta vital para el gobierno provincial que lleva adelante el proyecto del primer «parque solar» del país.

Se trata de la ley de «Servidumbres administrativas de electroducto y régimen especial de constitución de servidumbres administrativas para el desarrollo de proyectos de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables sobre inmuebles de propiedad privada«.

A través de esta ley, se apunta a la creación de servidumbres en todo el territorio provincial para la instalación de electroductos, a fin de facilitar todas aquellas instalaciones que se necesitan para la implementación de fuentes de energías renovables.

De acuerdo a la normativa, esto incluye «el acceso a todos aquellos inmuebles situados dentro de los límites de la provincia que sean necesarios para el cumplimiento de los planes de trabajo correspondientes a la prestación del servicio publico de electricidad«.

Al respecto, el presidente del bloque de la UCR, Alberto Bernis, celebró la aprobación de esta ley que forma parte de «un conjunto de leyes que se necesitan para la promoción y aprovechamiento de la energía solar» y destacó la posibilidad de crear las condiciones para el desarrollo económico y la generación de puestos de trabajo.

«La idea es poder generar energía solar para autoabastecernos y en un futuro poder producir el 10 por ciento de energía que consume el país«, expresó Bernis y apuntó que también «se tiene en vista poder venderle al país energía o exportarla«.

En enero pasado fue sancionada la Ley 5.904 de Promoción y Desarrollo de la Energía Solar, que dio el puntapié inicial a los proyectos que se basan en el aprovechamiento de la energía solar en sus diversas formas; con ella, nació el programa «Jujuy provincia solar«.

En este sentido, en abril pasado, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, visitó junto a una comitiva italiana zonas de la Puna jujeña donde está prevista la instalación de la primera planta de energía fotovoltaica de la provincia, y anunció el inicio de estudios de factibilidad.

También empresarios chinos y del Grupo Alberdi se mostraron interesados en el proyecto, que forma parte de un ambicioso plan de generación de energía renovable para abastecer a la provincia y al mercado nacional.

Para una primera etapa se proyecta una planta de 300 megas a instalarse en el pueblo puneño de Catua o en la zona de El Pongo, a través de una unión temporal de empresas entre Jemse (Jujuy Energía y Minería S.E.), Powerchina y Shangai Electric, con el acompañamiento del Grupo Alberdi de Argentina.

Fuente: Télam.