LV-Energy es una de las tres fábricas de paneles fotovoltaicos radicada en el país. Funciona desde el año 2013 y tiene asiento en la Provincia de San Luís.

La planta cuenta con una capacidad de producción de hasta 56 MW por año y ha completado con éxito el proceso de control de producción e inspección de fábrica con IRAM, obteniendo el otorgamiento de su sello de conformidad y el reconocimiento de las certificaciones internacionales IEC 61215 / IEC 61730-1/-2.

Margherita Salmaso, Presidente de LV-Energy, participó del ciclo de entrevistas ‘Protagonistas’, que publica todas las semanas Energía Estratégica, y analizó el mercado de las energías renovables, más precisamente la energía solar fotovoltaica.

Explicó que la participación de la industria nacional fotovoltaica en el Programa RenovAr dependerá de la modificación de la Resolución Conjunta 123/2016 y 313/2016 de los Ministerios de Energía y Producción, de la cual se esperaba un cambio al momento de realizar la entrevista. Finalmente salió, la semana pasada en Boletín Oficial, la Resolución Conjunta 1-E/2017.

“Podríamos imaginar un proyecto de 30-50 MW, tranquilamente, con productos nacionales”, calculó Salmaso y aseguró que podrán competir con el exterior: “aplicando todos los beneficios de la Ley podemos estar en condiciones de ofrecer paneles a menos de 50 centavos por watts”. “Estamos muy competitivos frente a lo importado”, se confió.

Además, la empresaria habló sobre la falta de incentivos para que despegue el mercado entre privados de energías renovables, ya sea por la carencia de beneficios fiscales para este tramo y también por conocimientos por parte de Grandes Usuarios: “una empresa privada hoy por hoy no sabe qué hacer”.

Opinó que este escenario facilita a aquellos consumidores con una potencia de demanda contratada a partir de los 300 KW a abastecerse con el 8 por ciento de energías renovables (que les exige la Ley 27.191) en las compras conjuntas que ofrece el Estado, por medio de CAMMESA.

Lea también: «Industria argentina de paneles fotovoltaicos se prepara para la expansión del mercado local»

Si bien Salmaso elogió las tareas que vienen llevando a cabo desde el Ministerio de Energía y Minería de la Nación en materia de energías renovables, sostuvo que hacen falta no sólo un apoyo a la industria nacional sino un incentivo a la construcción de pequeños y medianos proyectos. “Pareciera como que el Gobierno sólo quisiera mega centrales del RenovAr”, planteó.

Por último, apuntó sobre la necesidad de que se reglamente un marco regulatorio de Generación Renovable Distribuida y relativizó algunos debates que se están dando en el Congreso en torno a la Ley que avanzó en Diputados y espera sanción en el Senado. “No hay que darle muchas vueltas con eso; son cosas que ya se hacen” en el mundo, sugirió la titular de LV-Energy.