En el programa A dos voces, Aranguren remarcó que las tarifas estaban congeladas desde 2002 en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, mientras que en el resto del país el valor había sido actualizado. «Se incrementó el costo de producción, no de distribución», agregó.

El ministro dijo, además, que en julio y agosto de este año se llevará adelante una revisión integral de la tarifa. Esta revisión consiste en «evaluar los cuadros tarifarios, analizarlos, ver la procedencia de los cargos y someterlos a una audiencia pública». Aranguren se mostró optimista y sostuvo que con «esta corrección de las tarifas alcanza para evaluar el sistema». Consideró que el país se beneficia en este momento mundial; lo explicó así: «Los precios de la energía que estamos importando para generar energía eléctrica han bajado debido a la caída de los precios internacionales».

El ministro informó que se están construyendo centrales térmicas, discutiendo la construcción de centrales hidroeléctricas y que, para el año próximo, se espera contar con un 8% de energía renovable, que aumente al 20% del total consumido para 2025.

Cortes de luz

«Si se repite una demanda record, puede haber cortes», dijo en referencia a los cortes generados a partir de la alta demanda de energía por el calor sumado a las fallas en la generación por la presencia de camalotes en el río. «Eso fue una emergencia; si tuviésemos mayor capacidad de generación, esto no hubiese pasado», sostuvo. «Debo decir que la forma más económica de generar energía es ahorrar», se sinceró.

Respecto a la tarifa social, el ministro dijo que la cantidad de personas que podrán acceder al beneficio se estimó inicialmente en un 20% de la población, pero aseguró que las bases de datos se están actualizando. Aranguren resaltó que esta tarifa se aplica a la generación, y que es «para todo el país». Aclaró también que existen «criterios de elegibilidad».

Ingresando a las páginas web de Edenor, Edesur y el ENRE se podrá saber quién está incluido en la tarifa social. En caso de necesitarla -explicó el ministro- se puede enviar la información para que se verifique la situación, desde la página o directamente en las oficinas comerciales. También serán beneficiarias personas especiales como los que tienen alguna enfermedad, que dependen de un pulmotor o que de alguna manera hacen un uso más intenso de la electricidad.

Aranguren advirtió que las próxima factura no necesariamente tendrá el valor definitivo que deberá pagarse el resto del año. «No todos pagamos en la misma fecha; tienen que ver la primera y la segunda lectura del medidor», explicó. Agregó que las facturas continuarán siendo bimestrales, pero que podrán pagarse en dos cuotas «para acomodar un poco mejor el presupuesto».

Se analiza la tarifa del gas

Respecto a los precios del gas, sostuvo que «están analizando la situación», y agregó que «los aumentos, de producirse, van a ser más limitados, porque ya se hizo una corrección tarifaria en la administración anterior, pero la idea es hacerlo antes del invierno». En cuanto a los precios de la nafta remarcó: «Debemos tratar de no estar a contramano del mundo», y «cuando logremos controlar la inflación, cuando tengamos un precio más fuerte, tendremos un mejor precio del petróleo».