En el foro intervendrán representantes de compañías de Alemania, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos, Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Francia, Holanda, Islas Caimán, México, Nicaragua, Puerto Rico, Panamá, República Checa, entre otros, según la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Los temas del evento son las fuentes renovables de energía (FRE) esenciales del país, eólica, solar y la que resulta de la biomasa de la caña de azúcar y la no cañera, explicó el especialista Conrado Moreno Figueredo, del Centro de Estudio de Tecnologías Energéticas Renovables (CETER) de la Universidad José Antonio Echeverría, una de sus instituciones promotoras.

Moreno Figueredo, que es vicepresidente de la Asociación Mundial de Energía Eólica, indicó que los principales esfuerzos para el cambio de la matriz energética en la isla están concentrados en las fuentes renovables de energía, hasta alcanzar más del 24 % de su uso en general en el año 2030.

Los debates de la cita también incluirán el gas acompañante del petróleo que, aunque es una fuente de energía no renovable, desempeña un rol importante en la modificación del cambio de la matriz energética del país, por su disponibilidad y beneficios para el medioambiente, de acuerdo con la fuente.

La reunión cuenta con los auspicios de las organizaciones internacionales IJ Global, que organiza eventos en todos los mercados del mundo para reunir propietarios de proyectos, empresas desarrolladoras, funcionarios gubernamentales y fuentes internacionales de capital, y New Energy Events LLC.

Lea también: «Cuba planea producir para el año 2030 el 24 por ciento de su energía a partir de fuentes renovables»

Por la parte cubana intervendrán en la organización del cónclave la empresa Unión Eléctrica, la Cámara de Comercio y el CETER, con el apoyo de los ministerios de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, del Turismo y de la Agricultura, así como del Grupo Empresarial AZCUBA.

La celebración de este foro se efectuará en un momento de una coyuntura delicada para la isla, después de que el pasado julio las autoridades de la isla ordenaran medidas dirigidas al ahorro energético y la reducción de los gastos en divisas, cuyo suministro se verá afectado en un 25 %.

El propio presidente cubano, Raúl Castro, alertó entonces sobre las «circunstancias adversas» que afronta el país provocadas, entre otros factores, por la crisis de Venezuela y la «contracción» en el suministro de su petróleo.

Lea también: «Empresarios, inversores y funcionarios analizaron el financiamiento de las Energías Renovables en la Argentina»

El sistema energético de Cuba depende todavía en gran medida del crudo subsidiado que recibe de Venezuela, que llegó a alcanzar los 100.000 barriles diarios, aunque la isla produce 4 millones de toneladas de petróleo y gas al año que se destinan principalmente a la generación eléctrica, y solo cubre un 50 % del consumo del país.