Desde la Subsecretaría de Energías Renovables de la Nación anunciaron que el pasado viernes 15 se publicaría el pliego definitivo para las compulsas de esta primera etapa del plan RenovAr, donde se licitarán un mix de 1.000 MW de energías renovables que movilizarán una inversión de entre 1.500 y 1.800 millones de dólares para el próximo año.

Sin embargo, aún no se ha dado a conocer el pliego. La gran pregunta es si habrá postergaciones en fechas claves como la de presentación de sobres de oferta técnica y económica de proyectos, fijada para el 22 de agosto, adjudicaciones de obra establecidas para el 28 de septiembre y la de firmas de Contrato de Compra de Energía Renovable, estipulada para el 28 de octubre.

En diálogo con energiaestrategica.com, Erico Spinadel, titular de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) advierte que “aún faltan mayores definiciones para que algunos actores entren a cotizar”. “Hay demasiadas dudas en los posibles inversores”, observa el experimentado consultor.

En esa misma línea, un importante gerente de una firma que participará de las compulsas considera que será conveniente que el Gobierno nacional extienda el plazo de la presentación de proyectos.

Terminar de cerrar acuerdos con los inversores, con proveedores tecnológicos, las garantías necesarias, entre otras cuestiones, y conocer valores con precisión para armar la estrategia de precios que se va a presentar a la licitación, no es sencillo”, argumenta y señala que muchas de esas cuestiones podrán terminar de definirse una vez que estén publicados los pliegos definitivos.

Por su parte, Spinadel subraya que existen incertidumbres sobre la capacidad de las redes. “Aún faltan determinaciones”, opina la eminencia.

Lo más positivo que veo es que el Gobierno tendrá una noción clara de cuál es el precio promedio por MWh que se está dispuesto a ofertar”, destaca el presidente de la AAEE.