La inversión total en nueva capacidad de energía renovable, aparte de la energía hidroeléctrica a gran escala, alcanzó los US$132.400 millones en el primer semestre de 2020, 5% más que en el mismo período del año pasado, según BloombergNEF.

Es una señal de que incluso en los momentos financieros más difíciles, los promotores están dispuestos a invertir en proyectos a largo plazo para producir electricidad ecológica.

Gran parte del rebote en lo que va del año ha sido gracias a parques eólicos marinos, plantas de energía masivas construidas en el mar con turbinas que pueden ser del tamaño de rascacielos. Los proyectos tardan años en desarrollarse porque las áreas abiertas al desarrollo son relativamente limitadas en comparación con parques eólicos y parques solares en tierra.

Eso ha ayudado a mantener la demanda del mercado, así como la determinación de los promotores de tomar decisiones finales de inversión en proyectos cuya finalización no se espera antes de unos años más.

“Esperábamos que el covid-19 afectara la inversión en energía renovable en el primer semestre, a través de retrasos en el proceso de financiación y en algunos programas de subastas”, expresó Albert Cheung, director de análisis en BNEF.

“Hay indicios de eso en la energía eólica solar y terrestre, pero la cifra general global ha demostrado que es increíblemente resistente, gracias a la energía eólica marina”.

La inversión en parques eólicos en tierra cayó 21% a US$37.500 millones, mientras que la inversión en energía solar cayó 12% a US$54.700 millones, reveló BNEF.

Fue lo contrario para proyectos de energía verde en el mar. El financiamiento para parques eólicos marinos en la primera mitad del año alcanzó los US$35.000 millones, 319% más que en el mismo período del año pasado y casi 10% más que en todo 2019, que estableció un récord con US$31.900 millones.

Grandes proyectos

El período se ha visto fortalecido por una serie de transacciones importantes.

La petrolera francesa Total SA compró una participación mayoritaria en el parque eólico marino Seagreen que la empresa de servicios públicos SSE Plc está construyendo en la costa de Escocia. La compañía energética sueca Vattenfall AB tomó una decisión de inversión final sobre lo que será uno de los parques eólicos marinos más grandes del mundo, una instalación de 1,5 megavatios frente a la costa de Países Bajos.

Si bien Europa conforma la mayoría de los sitios eólicos marinos, China estaría alcanzándola en los próximos años. En lo que va de 2020, se financiaron al menos 17 instalaciones chinas, lideradas por un parque eólico de 600 megavatios, con valor de US$1.800 millones.

Nota Original:Green Energy Investment Hit $132 Billion in First Half of 2020

©2020 Bloomberg L.P.