Laboratorios internacionales están investigando en el desarrollo de un manual de ‘buenas prácticas’ para la instalación de aerogeneradores en el ambiente urbanizado, iniciativa de la que podría comenzar a participar Argentina.

Fuentes de un importante organismo estatal argentino explicaron a Energía Estratégica que “en ningún país del mundo hay una metodología específica para instalar correctamente un aerogenerador en un techo, porque es algo a lo que no se le hizo un estudio en profundidad hasta el momento”.

Contaron que del proyecto mancomunado participan científicos de distintos países del mundo como estadounidenses, ingleses, españoles, franceses, chinos, entre muchos otros. Allí buscarán establecer cuáles son las condiciones más óptimas y seguras para la conexión de un aerogenerador de baja potencia.

Con los resultados obtenidos diseñarán un modelo matemático que caracterice “cómo fluye el aire a través de los techos de las estructuras edilicias y cómo es que funciona el aerogenerador una vez colocado”, destacaron a este medio.

El primer ensayo se llevará a cabo en Corea, como parte de una primera experiencia de análisis. La prueba pretende montar 2 aerogeneradores en 2 edificios y realizar los estudios pertinentes. En principio los laboratorios coreanos llevarían a cabo una modelización con sus conclusiones y, en una segunda etapa, intervendrían el resto de los científicos participantes.

Los científicos que están detrás de este proceso son los mismos que trabajan con el canon internacional IEC 61400, aquel que estandariza exigencias de seguridad para aerogeneradores de baja potencia. “De ese modo, la norma de a poquito va a ir tendiendo a incluir los resultados de estos ensayos”, subraya.