Marcelo Álvarez, el presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) está convencido que para impulsar las energías alternativas en nuestro país es necesario recorrer cada una de las provincias que están interesadas en el cuidado del medio ambiente, para ir de a poco sumando esfuerzos de un objetivo que en el fondo es nacional: establecer un marco regulatorio que permita aprovechar el gran potencial de recurso que tienen nuestras pampas, acorde a las necesidades del país y el mercado.

El también referente de la Alianza por las Energías Renovables de Argentina (AERA) participó de una charla que se desarrolló el viernes pasado a las 11:30 horas en la Sede de Gobierno de Santa Fe, organizada por la Subsecretaría del área, en la que dejó entrever los asuntos sobre los que se está concentrando la gestión. “Es una iniciativa de Aera y Cader salir a las provincias y discutir la diversificación de la matriz con renovables. Elegimos provincias claves, que por la dinámica de mercado local estén proclives a tomar iniciativa”, señaló.

Coherente con este punto de vista, aceptó la invitación del dinámico Damián Bleger, Subsecretario de energías renovables de Santa Fe: “Con Damián tenemos acompañamiento federal para elaborar marcos regulatorios”, manifestó a Energía Estratégica.

En parte, Álvarez explica que esta recorrida tiene como objetivo la difusión del documento elaborado el año pasado: ¿Por qué debería ser prioritario cumplir el objetivo del 8% al 2016?». Fue consensuado con los principales actores del sector y refleja la realidad de la industria en todos sus aspectos. “Espero que haya servido”, expresó.

<
>

Apoyar las iniciativas provinciales

Álvarez asegura que es intención de CADER acompañar todas las propuestas que se van desarrollando en el interior del país. De hecho, la semana pasada hubo una audiencia entre representantes de 14 provincias, para evaluar un marco normativo que pueda ser utilizado como base en los distritos interesados en avanzar con proyectos de energías renovables. “Estamos avanzando en el aspecto técnico y en el intercambio de modalidades”, dijo sobre la reunión.

Salir de medición neta

Álvarez brindó su opinión personal – aclaró no considerarla en nombre de las instituciones que representa- sobre la forma en que debería regularse la conexión de usuarios particulares a la red: “Para mí, el secreto de la energía distribuida conectada a red, sobre todo en ambiente urbano, es salir de medición neta; con los precios actuales ese modelo no tiene impacto en el mercado, porque al vender energía renovable a precio subsidiado no se recuperaría la inversión.

La propuesta

Álvarez manifestó su posición sobre el tema: “es necesario tener dos medidores, uno que controle la inyección de energía renovable en la red, otro que cobre la que tome de la red. En ese sentido, lo que hay por hacer es un escalonamiento durante los primeros años del proyecto y luego medición neta”.

Los entes reguladores tienen su sitio de confort en establecer que la medición se pueda hacer y la inyección, pero como no es área de los entes el establecimiento de las tarifas, dejan este tema a las provincias; especifican un solo medidor y así condiciona la tarifa, porque lo que se va a comprar y vender es a un solo precio”, sostuvo.

Sobre el proyecto de ley de Guinle

Álvarez opinó sobre la propuesta del senador Marcelo Guinle, del Frente para la Victoria, que tuvo media sanción en la cámara alta y ahora está en discusión en Diputados: “estamos tratando que los aspectos mejorables que el proyecto está en diputados salgo lo mejor posible, y trabajar después – si es que sale votada – con la autoridad de aplicación para que la reglamentación sea virtuosa”.