Se trata de las condiciones de inversión y presentación de ofertas para la subasta de 1.000 MW que anunciaron las autoridades a principios de año en el marco del Programa “RenovAr”. Hay cambios respecto de los pre-pliegos.