La sociedad actual tiende paulatinamente a reducir la emisión de sustancias nocivas a la atmósfera y producir energía eléctrica mediante la incorporación de energías renovables. Este trabajo plantea una mirada de largo plazo con horizonte al año 2035 para retomar el empleo de fuentes con baja emisión de gases contaminantes a la atmósfera, sean convencionales o no convencionales.