Según CARBIO, Argentina es el principal proveedor de biodiesel a las refinerías en Perú y se trata de un producto fundamental en la balanza comercial bilateral. El perjuicio es grave para Argentina, ya que como veremos más adelante, Perú es el segundo mercado externo en importancia para nuestro país luego de Estados Unidos de América.

El panorama de precios para las primeras operaciones de exportación del año 2016 muestran una situación aún más negativa, ya que el promedio de precios estaría bajando ubicándose en 636 U$S la tonelada de biodiesel.

La fuerte baja del precio internacional del petróleo está causando estragos en los precios del biodiesel, con un impacto muy negativo para la industria Argentina.

La historia de la caída en las exportaciones argentinas durante el año 2015 tiene los siguientes antecedentes históricos:

a) Durante el año 2014 Argentina tuvo una fuerte presencia en mercados del norte de África y Asia, lugares donde se utilizaba al biodiesel para mezclar con el diesel local. El costo del biodiesel era menor al del gasoil. Pero la fuerte caída en los precios mundiales del petróleo crudo a finales de 2014, hicieron que los precios del biodiesel argentino no fueron competitivos para abastecer el mercado africano o asiático, cerrándose estos mercados. Afortunadamente para nuestro país, crecieron las ventas en el año 2015 a Estados Unidos de América.

b) El cierre del mercado europeo durante el año 2013, quien otrora fuera el principal comprador del biodiesel argentino, debido a la aplicación de medidas antidumping (aplicación de un derecho compensatorio promedio de 24,6%) y la posterior decisión del Gobierno Español de excluir a las fábricas argentinas de biodiesel del listado de plantas autorizadas a vender a España. Recordemos que el mercado europeo había representado en el año 2012 cerca del 89% de nuestras ventas externas con un total de 1.385.000 toneladas de biodiesel despachadas.