Así se destacó hoy en el marco de la primera jornada de la Cumbre de Liderazgo Climático Estadounidense que se realiza en la ciudad de Washington, y en el que se presentó el informe de mercado del primer trimestre de AWEA.

De acuerdo a esa entidad, el informe de mercado del primer trimestre muestra que la energía eólica estadounidense alcanzó un récord de 39.000 (MW) de nuevos proyectos, los que se encuentran en construcción o en desarrollo avanzado.

El CEO de AWEA, Tom Kiernan, destacó que «con casi 40.000 MW en desarrollo, la fuente de energías renovables más grande de Estados Unidos está en camino de crecer un 40 por ciento en el corto plazo, con la posibilidad de crear miles de empleos adicionales y nuevas oportunidades económicas».

Este desarrollo de generación significa más de 114.000 empleos repartidos en los parques eólicos y las fábricas de aerocomponentes de los 50 estados de aquel país.

La cifra en desarrollo es casi la capacidad de todos los proyectos construidos hasta la fecha en los estados de Texas, Iowa y California, los distritos de mayor generación de energía eólica del país.

El informe del primer trimestre también muestra una industria que está experimentando un crecimiento saludable, ya que el plan de desarrollo es 17 por ciento más grande que en igual período de 2018, gracias a la fuerte demanda de los servicios públicos y los compradores corporativos.

En total, los Estados Unidos tienen ahora tienen 97,223 MW de capacidad instalada, suficiente para alimentar a más de 30 millones de hogares de ese país, por lo cual se estima que en breve podrá superar la barrera de los 100 GW cuando comiencen a entrar en operación los primeros proyectos en desarrollo.