Industriales solicitan ajustes regulatorios para contratar más renovables de privados en Honduras

Eduardo Facusse, presidente del CCIC, reveló que trabajan para que el regulador elimine el requerimiento mínimo para contratos de suministro o se reduzca de 5 MW a 300 kW como estaba anteriormente.

El departamento de Cortés, además de ser uno de los más poblados del país, concentra la mayor cantidad de actividad industrial. Lo que lleva a que este motor productivo de Honduras sea responsable de un 65% del consumo energético nacional.

Aquello ocupa especialmente a la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC) cuya actual administración a cargo del ingeniero Eduardo Facusse, presidente del CCIC, y Kevin Rodríguez Castillo, director ejecutivo del CCIC, está comprometida con la sostenibilidad de sus agremiados.

Desde el CCIC advierten que la competitividad de las empresas estaría en riesgo este año debido a nuevos incrementos tarifarios para los usuarios de mayor consumo. Y es que, a partir de este mes de enero de 2023, la estructura tarifaria que aplica la ENEE para la facturación daría un salto en el cargo fijo del servicio.

Esto repercutiría principalmente sobre industrias altamente dependientes del insumo eléctrico, como lo es la industria textil o la de transformación de plásticos.

Al respecto, Eduardo Facusse, presidente del CCIC, consideró que los continuos incrementos junto a una baja calidad del servicio eléctrico está motivado a las empresas a apostar por autogeneración renovable.

Ahora bien, también identificó algunas barreras para que industriales puedan contratar energías renovable a empresas privadas o instalar sistemas de autoconsumo.

“La entidad reguladora ha limitado a que no puedan haber transacciones entre privados si no es de 5 MW para arriba. Entonces, lógicamente esto excluye a la inmensa mayoría de todos los que tienen una gran necesidad eléctrica y quisieran mudarse a un consumo privado”, advirtió Facusse. 

Ante este gran impedimento, desde la CCIC están solicitando a la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) que evalúen eliminar el requerimiento mínimo para contratos de suministro o se reduzca de 5 MW a 300 kW como estaba anteriormente para que exista más apertura a que las empresas puedan optar por ser más sostenibles contratando energías renovables de generadoras privadas.

En línea con la intención de cubrir parte de sus consumos con energías renovables, desde la CCIC también solicitaron a las autoridades habilitar la autoproducción renovable que está contemplada en la legislación vigente.

«La estatal aún no devuelve el excedente que tú generes y que tires a la red, no se reconoce el valor que tiene; con lo cual, también pensamos debe de ser corregido».

Según amplió el referente empresario, dentro de los beneficios de la autoproducción está la reducción de pérdidas técnicas, democratizar la generación, reducir costos a la ENEE y los picos de la demanda en el día, reducir necesidades de contratación de nueva potencia y energía, así como brindar ingresos a través del ahorro para la población y empresas.

1 Comentario

  1. Samuel Eduardo Rodriguez Gonzales

    Excelente que se siga hablando del tema y que no se quite el dedo del renglón. Pero hay que comenzar con acciones enérgicas y contundentes para que la comisión reguladora comience a trabajar a favor del consumidor quien es el que paga sus operaciones. #TransformacionElectricaYa

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *