El Gobierno nacional continúa firme con la promesa de dar un paso más para el desarrollo de la industria del bioetanol: instrumentar el uso de vehículos con motores Flex-Fuel, rodados capaces de funcionar con hasta un 100 por ciento de bioetanol.

Tal como adelantó Energía Estratégica, la medida sería anunciada en noviembre y forma parte de un plan que tiene como eje la expansión de este sector. Cabe destacar que el año pasado el Poder Ejecutivo aumentó el corte de este biocombustible con naftas del 10 al 12 por ciento.

“Hoy la industria está operativa en un 90 por ciento”, detalla Patrick Adam, Director Ejecutivo de la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz (Biomaiz), y señala que de ampliarse el mercado podrían generarse inversiones de al menos 400 millones de dólares en los próximos 2 a 4 años, ya sea que se amplíen plantas existentes o bien que se desarrollen nuevos proyectos.

En contacto con Energía Estratégica, el dirigente manifiesta que el sector se encuentra expectante sobre este nuevo anuncio para iniciar planes de expansión.

Lea también: «El Gobierno anunciará la habilitación de vehículos 100% a bioetanol»

El hecho de que se instrumente la circulación de vehículos con motores Flex-Fuel generaría la creación de todo un segmento de mercado, no sólo la ampliación de la industria del bioetanol sino la fabricación de determinados lotes de vehículos por parte de las automotrices locales, como la incorporación de surtidores exclusivos con etanol hidratado en las estaciones de servicio.

“Que un plan de estas características esté en funcionamiento en un 100 por ciento requerirá de un proceso de alrededor de 2 años”, calcula Adam.

Río Cuarto, ¿la primera experiencia en el país?

Durante el Taller de Etanol Combustible TECO, realizado en Río Cuarto, Provincia de Córdoba, el intendente de aquella localidad, Juan Manuel Llamosas, resaltó que llevarán a cabo una prueba piloto con la flota de vehículos municipales para implementar el uso de motores Flex.Fuel, utilizando bioetanol hidratado al 100 por ciento.

El funcionario explicó que está trabajando en un convenio con las automotrices cordobesas en la provincia para la incorporación de esta tecnología y Bio4, una de las 5 compañías que forman parte de Biomaiz sería la encargada de abastecer los surtidores.

Lea también: «La industria del bioetanol espera medidas del Gobierno para desembolsar U$S 500 millones»

“Es muy importante el anuncio de Río Cuarto”, destaca Adam, al tiempo que plantea: “esto podría ser tomado como una medida inicial, que sería interesante que todas las flotas oficiales comiencen a funcionar con vehículos Flex, sean nacionales, provinciales y municipales”.