Secretaría de Energía de la Nación ya hizo público los precios para el bioetanol a base de caña de azúcar y de maíz de este mes. El primero percibió la leve suba de 9,819 a 9,832; el segundo, en cambio, percibió un aumento más sustancioso: de 7,472 a 7,638.

No obstante, Patrick Adam, director ejecutivo de la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz (Biomaíz), cuenta a energiaestrategica.com que el aumento no recalará en la rentabilidad de los maiceros porque se corresponde con una actualización de precios en alza del maíz (principal insumo) y del Índice de Precios Mayorista (contemplado como “Otros Conceptos” dentro de la fórmula).

En tren de análisis, Adam pronostica que la próxima tabla, correspondiente a enero del 2016, ostentará un precio del bioetanol de maíz más elevado por dos razones. La primera, una quita en la retención del maíz elevará el valor local del cereal que repercutirá en el biocombustible, tal como sucedió este mes. La segunda, el inminente ajuste cambiario.

El directivo de Biomaíz señala que ninguno de los coeficientes de la fórmula explican los gastos de los insumos importados necesarios para la elaboración del bioetanol, por lo que un aumento en el dólar generará gastos que no podrán ser trasladados al producto, provocando pérdida en la rentabilidad del sector.

Es por ello que Adam revela que “prontamente” se estarán reuniendo con funcionarios del bloque Cambiemos. Para ello, primero, esperan que se tome la medida devaluatoria para sopesar su impacto en los gastos futuros de importación y elaborar un informe detallando el impacto.

Claramente una devaluación tiene un impacto directo en la industria y confiamos que por eso la situación va a ser tomada en cuenta por las nuevas autoridades, con las que tenemos un muy buen diálogo”, declara el empresario.

Nueva Secretaría y nuevos diálogos

A diferencia de la era kirchnerista, donde la Cámara de Bioetanol de Maíz se sentaba a hablar con Diego Rozengardt, director de Combustibles Líquidos de la Subsecretaría de Combustibles, que funciona en la órbita de la Secretaría de Energía del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, se baraja la posibilidad de que ahora en más los diálogos se establezcan con la nueva Secretaría de Bioeconomía y Valor Agregado (o Secretaría de Agroindustria, aún no se determinó el nombre), dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. Esta nueva dependencia dirigida por Ricardo Buryaile se encargará de temas como biodiésel, bioetanol y forestación, entre otros rubros y estará bajo la dirección de Néstor Roulet, miembro del equipo agropecuario de Cambiemos.

No obstante, aquello resta confirmación. Expertos del sector indican que la dirección de Combustibles Líquidos podría continuar en funciones, esta vez de la mano del ingeniero Daniel Redondo, y que operaría como Secretaría bajo el dominio del nuevo Ministerio de Energía y Minería que preside Juan José Aranguren.