Luego de la devaluación instrumentada por el bloque Cambiemos y la quita de retenciones a la soja, los industriales de biodiesel requerían una actualización del precio de su producción de manera urgente. Según empresarios del sector, más del 90 por ciento de sus costos de producción corresponde al aceite de soja (principalmente) e insumos dolarizados.

La esperada recomposición se dio de forma gradual, por lo que desde algunos meses la industria funciona con normalidad. En entrevista para energiaestegica.com, Juan Facciano, director de Albardón Bio, empresa dedicada a la producción de biodiesel a fin de abastecer el mercado local de biocombustibles como así también la demanda global creciente, brinda precisiones sobre el sector.

¿Cómo se encuentra el estado de la industria en estos momentos?

Afortunadamente, y a diferencia de cómo terminamos el 2015 e iniciamos el 2016, el sector de los pequeños y medianos productores de biodiesel se encuentra trabajando prácticamente a plena capacidad.

Asimismo, también ha mejorado la situación de las grandes plantas “no integradas”, y existiría un contexto más favorable para las grandes plantas integradas.

Por otra parte, y más allá que siempre existen cuestiones para mejorar, hay que destacar la publicación por parte de la Autoridad de Aplicación de los precios de venta de biodiesel en tiempo y forma, como así también poder contar con interlocutores del Ministerio de Energía y Minería con los cuales resulta posible abordar las distintas necesidades que tiene el sector, como así también analizar y discutir cuestiones que hacen al funcionamiento del mismo.

grafico

¿Barajan la posibilidad de nuevas inversiones?

Más allá de la situación de cada empresa del sector en particular y los planes que éstas pudieran tener, las condiciones de previsibilidad y regularidad hacen viable poder analizar inversiones en las plantas, ya sea para mejorar la eficiencia de los procesos productivos y/o logísticos, darle valor agregado a los subproductos, etc.

¿Cuál es la expectativa del próximo semestre?

En lo que respecta al segundo semestre somos optimistas tanto para el sector en particular como para la industria en general.

Por otra parte, esperamos que el Ministerio de Energía continúe y avance en la implementación de las medidas necesarias que permitan ampliar el porcentaje de corte para el mercado automotor, y también para que se comience a utilizar el biodiesel en otros nichos de mercado, tales como generación eléctrica, transporte público y sector agropecuario.