La Cumbre del Clima de 2019 se inaugura oficialmente en Madrid en su vigésimo sexta edición, la COP25.

En un primer acto protocolario, el presidente de la Cumbre del año pasado celebrada en Polonia (COP24), Michal Kurtyka, ha nombrado nueva presidenta de la COP25 a Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente del Gobierno de Chile.

Kurtyka recordaba cuando tomaba hace un año la responsabilidad de la presidencia de la Cumbre del Clima, “un poco atemorizado”.

“Quizá el mundo no está cambiando como esperábamos, pero tengo mi esperanza puesta en los jóvenes, y en su coraje”, ha dicho Kurtyka, momentos antes de entregarle el testigo a Schmidt.

SEGUIR LA COP25 EN VIVO

Desafíos

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los niveles de los gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera han alcanzado un nuevo récord sin precedentes.

En tanto, es necesario reducir las emisiones mundiales en un 7,6 por ciento cada año durante la próxima década.

En este contexto de la COP25, el Boletín de la OMM sobre los Gases de Efecto Invernadero ha mostrado que la concentración media mundial de dióxido de carbono (CO2) alcanzó las 407,8 partes por millón (ppm) en 2018, tras haber sido de 405,5 ppm en 2017.

El informe anual del PNUMA sobre la brecha de emisiones dice que, incluso si se implementan todos los compromisos incondicionales actuales en virtud del Acuerdo de París, se espera que las temperaturas aumenten en 3,2°C, lo que traerá consigo impactos climáticos de mayor alcance y más destructivos.

La ambición colectiva debe multiplicarse por más de cinco con respecto a los niveles actuales para lograr los recortes necesarios en la próxima década para alcanzar el objetivo de 1,5°C.

El incremento de CO2 que se produjo de 2017 a 2018 fue muy similar al observado de 2016 a 2017 y se situó justo por encima de la media del último decenio.

Los niveles mundiales de CO2 sobrepasaron el simbólico e importante umbral de 400 partes por millón en 2015. El CO2 permanece en la atmósfera durante siglos y aún más tiempo en los océanos.

“Nuestra incapacidad colectiva para actuar con prontitud y con firmeza contra el cambio climático significa que ahora debemos reducir drásticamente las emisiones, más del 7% cada año, si lo desglosamos de manera uniforme en el próximo decenio”, dijo Inger Andersen, Directora Ejecutiva del PNUMA.

Por su parte, Schmidt ha manifestado que asume un comprimo necesario y urgente: “Trabajando juntos podremos hacer frente al mayor desafío común que enfrentamos en el mundo entero: el cambio climático”, y ha resaltado que esta COP25 será una Blue COP: “Nuestra intención es implementar una plataforma de soluciones climática que permita un manejo sostenible de los océanos”.

Además, ha añadido:  “La ciencia es un aliado clave no solo en el diagnóstico, sino también en las soluciones”.

Por otra parte, Schmidt no ha querido dejar pasar la ocasión para agradecer a los anfitriones, España, por acoger la cumbre, que no ha podido ser celebrada en Chile debido a las protestas sociales: “Es doloroso no poder acoger la COP25 en nuestro país”.

Evento en la COP25: el Global Solar Council diseña estrategia para plantear financiamiento a la energía solar en Latinoamérica

Cinco eventos que IRENA organiza en la COP25 para discutir sobre el rol de las energías renovables en la transición energética