Hoy inaugurará formalmente el Campo Experimental de la UNNOBA, lo que implica una significativa mejora para las actividades de investigación, docencia, extensión y transferencia que se desarrollan en la Universidad. El acto empezará a las 11.30 en el predio ubicado en Ruta Nacional 188, km 146,5.

Según precisó Leandro Fariña, director del Campo Experimental, el predio tiene 84 hectáreas de extensión. La parte edificada consta de dos aulas (con una capacidad de cuarenta alumnos cada una), un salón de usos múltiples (para la realización de charlas, jornadas de capacitación y prácticas), un Laboratorio de Investigación de Zoología Aplicada (con dos cámaras para criar insectos y estudiar sus comportamientos frente a determinadas plantas), un galpón de 150 metros cuadrados para guardar herramientas y una casa para un casero.

Este campo sirve tanto para investigación, como para que estudiantes puedan realizar su tesis de grado”, planteó el ingeniero Fariña.

Los ensayos que se realizaron y se prevén realizar abarcan diversos cultivos: maíz, trigo, sorgo, girasol, entre otros. Actualmente se están llevando adelante ensayos de soja y arvejas, como parte de la participación de la Universidad en dos redes. “También hay productos alternativos como el alcaucil y un monte frutal. Se trata de productos que pueden funcionar bien en la zona. Lo que se está evaluado es el comportamientoque tienen en la región”, especificó Fariña.

“Además, hay ensayos relacionados con plagas y micronutrientes y cepas nuevas de inoculantes en cultivos de soja”, añadió el ingeniero agrónomo. Pero las actividades del campo no se ciñen sólo al desarrollo de las Ciencias Agrarias, Genética y Alimentos: la Escuela de Tecnología cuenta con un Laboratorio de Investigación de Energías Renovables (LIDER), en el que se evalúan energías alternativas, como la solar, eólica, termo generación, hidrógeno y biogas.

Fariña destacó que la iniciativa del Campo Experimental apunta a mejorar “la calidad académica de los graduados, para que puedan resolver los problemas que plantea una sociedad que está en constante cambio”.

Otra de las actividades que se desarrollan es un criadero de cerdos. “La idea es que seaun proyecto didáctico y que sirva tanto para las actividades de docencia como para incentivar la producción de carne en esta zona”, explicó Fariña. También se lo enlaza con el proyecto de la Escuela de Tecnología, con un biodigestor que producirá biogas a partir del estiércol de cerdo.