Las mejoras de calidad y eficiencia de las distintas tecnologías que utilizan las fuentes renovables, continúan apareciendo en el sector y cada vez son más las propuestas innovadoras que buscan hacerse un lugar en Latinoamérica.

Actualmente el mantenimiento de los sistemas de generación y transporte de energía requieren un papel de vital importancia. Una de las partes más importantes dentro del plan de mantenimiento es la limpieza ya que, por ejemplo, palas de aerogeneradores que estén sucias pierden muy rápido la performance y en el caso de las líneas de alta, media y baja tensión al estar sucias producen recalentamiento y corto circuito entre otros problemas, lo que deriva en cortes de energía. 

En ambos casos es un gran problema ya que las empresas son penalizadas por dichos cortes con cifras que ascienden a varios millones de dólares anualmente además de perjudicar al usuario final.

Nelson Sanhueza, Ingeniero Aeronáutico y CEO de Sinaer, dialogó con Energía Estratégica y comentó el proyecto SIN-HYD-01, el cual trata del lavado de cadenas de aisladores, palas de aerogeneradores y grandes extensiones de parques fotovoltaicos a partir del desarrollo de ingeniería chilena (Sinaer) – argentina (CertAer). 

“Es una hidrolavadora de alta potencia diseñada especialmente para ser montada sobre helicópteros, que lanza agua tratada a siete metros de distancia, con un flujo milimétricamente dirigido para un perfecto lavado”. 

“Este desarrollo permitirá personalizar el sistema para cualquier tipo de helicópteros, de modo no invasivo y simple de instalar, por lo que no requerirá ninguna clase de herramienta especial para su montaje”, explicó. 

En cuanto al rendimiento de este sistema, el CEO de Sinaer informó que se utilizaría un pitón que lanza un chorro de agua tipo abanico, a una presión de entre 1500 a 1800 psi, con un flujo de agua cercano a 20 lts. por minuto y vaticinó que “con este tipo de sistemas se podrá lavar las tres palas de un aerogenerador en aproximadamente una hora, por lo que esta máquina estará detenida dos horas como máximo”. Con el método actual son varios días con los aerogeneradores detenidos lo que implica pérdidas importantes de dinero para dichas empresas. 

Además, hizo la diferenciación del lavado de líneas eléctricas con camiones, al que consideró como un proceso extremadamente lento: “Un camión alcanza a lavar aproximadamente cincuenta torres de líneas de alta tensión por día, mientras que el helicóptero puede llegar a ciento cincuenta diarios, es decir, triplica el rendimiento que se hace por tierra, además que numerosas líneas se encuentran en lugares de muy difícil acceso por tierra lo que provoca que se aún más lento el proceso de limpieza”. 

Finalmente, el especialista manifestó que esperan tener el proyecto terminado en Chile a fines de septiembre. Mientras que, a comienzos de octubre planean presentar el proyecto técnico de alteración mayor ante la Dirección Aeronáutica Civil de Chile. 

“Nuestro sistema será certificado en Chile ante la Autoridad Aeronáutica, y la idea a futuro es establecer una alianza estratégica con alguna empresa de helicópteros, puesto que ellos ofrecerían el servicio y nosotros (Sinaer-Certaer) el sistema de lavado y certificación ante las autoridades correspondiente de cada país”. 

Es que tal como mencionó Sanhueza, su sueño es llegar a toda Latinoamérica con este proyecto de innovación y ve posibilidades no sólo en Chile, sino también en países como Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú, entre otros.

“El objetivo es proveer un sistema de lavado que optimizará el proceso de mantenimiento a las empresas de energías que permitirá evitar cortes de energía, maximizar la producción, extender la vida útil de uno de los recursos más preciado de estas compañías derivando todo esto beneficios para los usuarios y beneficios económicos para las dichas empresas”, amplió.