Eneco es una empresa abocada al mercado de la eficiencia energética y las energías renovables y opera en Colombia desde el año 2011.

Andrés González, Gerente de Ventas de la firma, cuenta a Energía Estratégica que todo indicaba que el 2020 sería un año de gran expansión para la actividad de autogeneración a través de fuentes renovables de energía (Generación Distribuida).

Sin embargo, el COVID-19 obligó a reperfilar las expectativas, depositando grandes esperanzas en el 2021.

“Por las proyecciones que teníamos, el 2020 iba a ser un año muy bueno. Con la pandemia terminó siendo un año bueno, a pesar de los impactos que ocasionó en otras áreas de la economía. Este es un buen indicio para este 2021 y 2022, porque muchos de los proyectos que se aplazaron se tendrán que hacer durante esos años”, observa el directivo de Eneco.

En efecto, confía: “tenemos un pipeline de ejecución de proyectos para los dos primeros trimestres de este año de cerca de 2,7 MW en autoconsumo, en proceso de ajustes de contratos”. “Son cerca de 3 mil millones de pesos (colombianos)”, destaca.

Se trata de un total de ocho emprendimientos. El más importante de ellos –confía el ejecutivo- es uno de 1 MW que se está construyendo bajo la modalidad llave en mano. “Lo estamos desarrollando para una multinacional radicada en Cali. Lo ejecutamos en alianza con una empresa de ingeniería española”, precisa González, al tiempo que calcula que estará listo entre febrero y marzo próximo.

Otro de los proyectos importantes que están realizando es uno de 614 kW, que estará listo en marzo. Lo destacable del emprendimiento es que se está realizando bajo un modelo ‘leasing’, donde Eneco asume los costos del proyecto fotovoltaico y se cobra con los ahorros de energía producida, a través de un contrato de abastecimiento de energía (PPA) que firma con su cliente.

Beneficios tributarios

En esta línea, González asegura que los beneficios tributarios que concede el Gobierno de Colombia a través de la Ley 1715 para proyectos de energías renovables, especialmente para los de Generación Distribuida, “son vitales”.

“El marco regulatorio de Colombia es muy bueno”, asegura el empresario de ese país, que actualmente vive en España.

Señala que “los incentivos tributarios impactan muy bien en los números de proyectos, principalmente de autoconsumo, es muy alto”.

De acuerdo a cálculos establecidos por Eneco, estos incentivos (deducción de renta del 50%; exclusión del IVA; depreciación acelerada; y quita de aranceles para productos vinculados a fuentes de energías renovables) permiten que un proyecto para un usuario industrial pequeño que pudiera amortizarse en 6 años, se repague en 4,6 años.

Ejercicio hipotético sobre un pequeño usuario industrial en Cali. Fuente: Eneco

“Si la tarifa es mayor (que la del ejercicio), de 525 o 530 pesos por kWh, el valor de la TIR va a aumentar y el del Pay-Back (plazo de amortización) va a disminuir. Porque el ahorro va a estar con cada kWh que el cliente genere; eso hace que sus ingresos anuales sean mayores y los retornos más cortos”, explicó González, en una entrevista para Energía Estratégica.