La Central Nuclear Embalse es cronológicamente la segunda planta instalada en Argentina. Su construcción se inició el 7 de mayo de 1974 y el 20 de enero de 1984 comenzó su operación comercial.

En enero pasado, luego de 32 años de funcionamiento, las autoridades decidieron suspender su servicio durante 2 años para su repotenciación y mantenimiento a los efectos de prolongar su vida útil durante 30 años más.

Durante este programa de 24 meses de ejecución se erigirán silos de hormigón en la central nuclear situada en la costa sur del Embalse del Río Tercero, provincia de Córdoba, en donde se depositarán todo el material radioactivo de riesgo que se retire del reactor. Además, se reemplazarán 380 tubos de presión del reactor y se cambiarán los generadores de vapor, toda tecnología de origen nacional.

Según revelaron fuentes de Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA) a energiaestrategica.com, el monto de inversión para la obra es de 2.149 millones de dólares y la potencia instalada bruta incrementará de 648 MW a 683 MW, un 5,4 por ciento más.

En diálogo con este portal, Juan Carlos Fernández, CEO de IMPSA, metalúrgica nacional ubicada en la provincia de Mendoza, adelanta: “Los generadores de vapor ya están listos y dispuestos para que el 1ro de agosto sean transportados para la Central de Embalse”. No obstante, desde Nucleoeléctrica señalan que se demorarán algunos días más en trasladarlos a Embalse por cuestiones operativas.

nota 2De acuerdo a lo que pudo saber este medio, el próximo lunes se montará un acto en las instalaciones de la poderosa metalúrgica mendocina en el que participará el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, el presidente de Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA), Omar Semmoloni, y el Subsecretario de Energía Nuclear del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, Julián Gadano. Además, funcionarios provinciales y autoridades de IMPSA.

El pasado viernes, la Secretaría de Ambiente de Córdoba nos otorgaron a la licencia ambiental”, declararon desde NA-SA, empresa estatal de la que depende la central. Así las cosas, la Central Nuclear Embalse de a poco se perfila para su puesta en marcha.

Por su parte, Fernández caracteriza este proceso como “un hito importante”, sobre todo por lo que le significa a IMPSA, firma que, según el directivo, atravesó un momento crítico pero en estos momentos está en franco crecimiento.

Lo que nos falta de acá en adelante, para seguir estabilizándonos, es trabajo. Vemos en este gobierno toda una posibilidad, ya que está llevando a cabo un proceso licitatorio de manera transparente; que va a apostar por el desarrollo tanto en el área hidroeléctrica como en el área eólica y nuclear, con la 4ta central nuclear”, destaca el CEO de Industria Metalúrgica Pescarmona.