Corre con la ventaja de haber sido el iniciador, pero Impsa no puede dormirse en los laureles. Es que si bien construyó y puso en funcionamiento los primeros 26 aerogeneradores del parque eólico Arauco, licitados por el gobierno de La Rioja, y ahora va por una segunda etapa para duplicar la potencia actual a 100 megavatios con un contrato de más de U$S 100 millones, la sombra de un competidor extranjero amenaza sus chances futuras: la firma Hydrochina Engeneering figura como proponente para quedarse con buena parte de los 600 megavatios a licitar por la provincia hasta 2019.

En esa competencia, el pasado reciente no lo favorece; de hecho, quedó relegada de dos licitaciones sucesivas para la construcción de la represa Néstor Kirchner en Santa Cruz, a manos de otro grupo chino.

Para Industrias Metalúrgicas Pescarmona, el desarrollo de energía eólica en La Rioja es casi su único emprendimiento activo en Argentina, dentro de un plan administrado por Parque Eólico Arauco SAPEM (Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria), donde la provincia tiene 75% y Enarsa el 25%.

Desde la sociedad reafirman el acuerdo con Impsa, que tiene un plazo de ejecución de 16 meses. Pero a la vez admiten que Hydrochina ha presentado propuestas para quedarse con lo que queda del proyecto Arauco (en principio 104 megavatios, dentro de un total de 300), y mantiene interés en posicionarse dentro de un programa global de 600 megas para los próximos 4 años.

Impsa ejecutó casi 50 inicialmente y tenemos contrato vigente para duplicar la potencia del parque. En total, el objetivo es ejecutar 600, lo que significa instalar 300 molinos en distintos puntos de la provincia, para lo cual estamos negociando con Cammesa la tarifa. Contamos con diversas propuestas, entre ellas la de Impsa e Hydrochina”, señaló Fernando Carbel, director de Parque Eólico Arauco S.A., antes de aclarar que con la firma del gigante asiático “no hay ningún contrato aún”.

El negocio promete, de la mano de una meta ambiciosa: completado el programa, los riojanos dispondrán de una oferta energética 3 veces mayor a su demanda.

Por ahora, la Provincia firmó, además del contrato de ejecución con Impsa, otro de venta de energía con Cammesa (o PPP, Power Purchase Agreement) para abastecer al mercado mayorista 15 años, a precio dólar linked, términos que para Carbel «aseguran el negocio, porque la energía eólica vino para quedarse«.

Pros y contras

El esquema financiero de Hydrochina y el know how de Impsa son variables que mueven la balanza entre Pescarmona y sus competidores foráneos como ventajas competitivas.

Según Carbel, “se prioriza a compañías nacionales para operación y mantenimiento; por eso vemos positiva la ampliación de su planta de aerogeneradores, de donde saldrán 26 para Arauco. Pero además se evalúa el aspecto económico: muchos emprendimientos están frenados por falta de fondos”.

Ese obstáculo se salvó con un préstamo por U$S 100 millones del Programa Fondear, para solventar 80% de Arauco, hoy en fase de obra civil, en 16 meses.

Más allá del capital disponible y la tecnología de Hydrochina Engeneering, a favor de Pescarmona, resulta que la asiática es un desarrollador que no fabrica equipos y el repago es en dólares.

Al respecto, Ismael Jadur, responsable de Relaciones Institucionales de Impsa, aseguró que “pese a las dificultades financieras, estamos en perfectas condiciones de competir con capitales chinos. Hay que admitir que el programa Fondear facilita tecnología competitiva, y así (como con este contrato) se puede repetir el esquema”.

Tras quedar relegada de la licitación del dique Chihuidos en Neuquén pese a haber precalificado en primer lugar, y a la espera de destrabar cobros pendientes en Venezuela y un concurso de acreedores por  U$S 770 millones en Brasil, hoy por hoy Arauco es la principal apuesta de Pescarmona en el país.

Pero ¿cómo incide la crisis de Impsa? “Obviamente se toman recaudos para que los desembolsos vayan sólo al proyecto”, completó Carbel.

Pase lo que pase, en la carrera con rivales extranjeros en las licitaciones públicas de obras de infraestructura energética, quienes conocen del manejo de las licitaciones públicas en tierras riojanas apuntan a Javier Tineo, ex ministro de Producción y actual diputado nacional.

Tineo, vinculado a la consultora First, que asesoró a Hydrochina, está sindicado de supuesto “lobby” desde su cargo a favor de otros oferentes extranjeros, como la fabricante danesa de aerogeneradores Vestas.

Fuente: Diario Los Andes