¿Qué expectativas tiene IMPSA de cara al nuevo programa de Gobierno «RenovAr?

Sin dudas que el programa Renovar significará un avance importante en el desarrollo de las energías renovables en la Argentina. Concretamente para nuestra empresa representa un gran desafío, ya que confiamos en nuestra capacidad y en nuestra tecnología, sabiendo que competiremos con los grandes players del mercado mundial. Sin embargo, consideramos que el Gobierno tiene que mejorar el programa, incluyendo a la industria nacional como una prioridad. De esta forma se cumplirá con la normativa vigente y se ayudará a cumplir con la creación de puestos de trabajo calificado, consecuentemente con el principal objetivo del Gobierno en cuanto a pobreza cero. Es importante que se entienda que lograr inversiones en generación eléctrica de fuentes renovables no es incompatible con desarrollo de industria local.

¿Reciben consultas para la compra de aerogeneradores?

Sí, hemos recibido varias consultas. Estamos trabajando con desarrolladores e inversores que participarán en la próxima licitación. Es importante destacar que IMPSA no solo provee las turbinas eólicas, sino que ofrece un apoyo total a los clientes, brindando soporte técnico en el desarrollo completo de un parque eólico. Incluyendo la búsqueda de financiamiento de largo plazo, contratos de construcción y operación y mantenimiento.

Y en este contexto…¿es momento de pensar en la ampliación de la capacidad instalada?

IMPSA inaugurará oficialmente la planta de producción de generadores eólicos en Mendoza. La fecha la estamos definiendo en función de la agenda de autoridades del Gobierno Nacional y Provincial. Es un evento importante para el país, ya que IMPSA es la única empresa con tecnología propia en Latinoamérica. La capacidad actual es de 150 aerogeneradores por año que puede duplicarse en poco tiempo y sin una mayor inversión.

¿Y están pensando en nuevos desarrollos tecnológicos?

También tenemos novedades en cuanto a nuevos desarrollos, ya que en pocas semanas estaremos terminando la producción de una turbina eólica de 2 MW  especialmente diseñada para los vientos de nuestro país.  Además continuamos con desarrollos de nuevos modelos que podrán estar a la venta hacia fines de este año.

¿Cómo evalúan el rol que tendrá la industria local en las licitaciones?

La industria local viene de sufrir un largo período sin trabajo en obras de energía en la Argentina. El programa RenovAr tiene que ser la llave para el despegue tanto de la generación de fuente renovable como también de la industria nacional. La realidad demuestra que la industria en nuestro país está preparada para suplir una parte considerable de la demanda. El sector industrial para energías eólicas está muy bien organizado a través del Clúster Eólico donde un importante grupo de empresas argentinas están absolutamente preparadas para acompañar el desarrollo del plan energético nacional.

¿Y cómo se puede aprovechar este potencial?

Lo importante es que el Gobierno, que fija las reglas de juego, imite a otros países que han podido crear y consolidar un mercado importante para la industria local. Lo inteligente es que el país pueda lograr un aumento importante en la generación de fuente renovable y paralelamente fortalecer la industria nacional.  La disponibilidad de financiamiento es un factor fundamental para poder competir con empresas extranjeras que vienen con subsidios de sus propios países.