El encuentro se llevó adelante en el despacho Cobos ubicado sobre el cuarto piso del edificio de Hipólito Irigoyen 1849. Se extendió por 40 minutos y fue amigable. En este lapso, Álvarez le planteó al Senador la necesidad de conseguir consenso en la cámara alta respecto de los proyectos de ley que proponen autorizar a los usuarios particulares para que puedan inyectar energía renovable a la red eléctrica.

Fue una audiencia muy interesante porque hubo coincidencia en los puntos que analizamos; Cobos mostró gran predisposición y manifestó expresamente su apoyo al desarrollo de las renovables en Argentina”, valoró el empresario ante la consulta de energiaestratégica.com.

La idea es unificar en un solo texto todas las propuestas que ya fueron ingresadas en el Congreso que proponen la regulación de la Generación Distribuida. “Es muy valioso seguir por este camino para lograr una ley que sea acompañada entre legisladores de ambas cámaras, Poder Ejecutivo y el sector privado”, destacó Álvarez.

Lea también: «Destacan interés de inversores extranjeros por el mercado de las energías renovables en Argentina»

Por su parte, Cobos presentó varias iniciativas en esta dirección. De hecho, ya en 2014, antes de la sanción de la Ley 27.191, presentó junto con dos diputados por la Unión Cívica Radical – Patricia Giménez y Luis Petri – un proyecto de ley para incorporar la generación distribuida renovable por parte de los usuarios de las Distribuidoras de Energía Eléctrica de la órbita nacional (Edenor y Edesur).

Y recientemente, a mediados de agosto, presentó otra propuesta que establece la instalación de equipos de energías renovables en todo nuevo sistema de iluminación del Estado Nacional.

Lea también: «Cobos propone instalar equipos de energías renovables en todo nuevo sistema de iluminación del Estado Nacional»

En 2015, introdujo en la Comisión de Energía y Combustibles de la cámara baja un proyecto de ley – expediente  3317-D-2015 – con el objetivo que todas las lamparitas de las rutas, autopistas, colectoras, caminos o calles, espacios al aire libre, parques, plazas, estadios, estacionamiento, puertos marinos o fluviales, aeropuertos, que sean jurisdicción nacional, utilicen energías renovables para su alimentación.