Los sensores fueron elaborados por una empresa perteneciente al Polo Tecnológico y consiste en tachas elaboradas con el sistema «led» para que se activen a la noche y empiecen a titilar cuando detecten el paso de una persona por la senda peatonal, lo que servirá de advertencia a los automovilistas para evitar siniestros viales.

El municipio bahiense aprobó la puesta en marcha de este sistema,único en el país, a modo de prueba piloto en algunas esquinas en el marco del programa Movilidad Sustentable.

Daniel Russomanno, presidente Asociación Civil de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS Argentina) explicó que este programa inteligente de tachas peatonales «representan soluciones eficientes y eficaces debido a los altos beneficios que se logran con costos bajos».

Indicó que entre otros beneficios se encuentran «la mejora de la seguridad vial, la protección del medio ambiente y la reducción de costos» y aseguró que «la señalización luminosa alertando a los conductores de la presencia de cruces peatonales reducirá, sin duda, la siniestralidad vial, otorgando, con la utilización de energía renovable, beneficios con alto valor agregado«.

Explicó que en estas nuevas implementaciones «hay que tomar en cuenta no sólo el beneficio que va a traer sino la forma en que se lo aplica ya que un sistema inteligente como este puede fracasar por la manera en llevarlos a la práctica o por la ausente capacidad de evaluación de los resultados«.

El titular de la Agencia de Innovación y Gobierno Abierto de la comuna bahiense, Esteban Mirofsky, señaló que las tachas se van a ubicar en diferentes esquinas sobre la senda peatonal «para que los conductores que circulan por la noche sepan de antemano que hay peatones cruzando«.

«Esto prioriza en la vía pública lo que es el peatón, acorde con todo lo que se viene haciendo, con lo que logramos la reducción de accidentes en un 20 por ciento de los últimos años«, agregó.

El funcionario dijo que «la prueba piloto va a estar en principio en una esquina que será definida por la Dirección de Tránsito de Bahía Blanca«.

Mirofsky detalló que estos mismos dispositivos «además de servir para avisar el paso de peatones de noche también tienen la funcionalidad de contar automóviles con lo que una vez que esté instalado en 10 o 20 esquinas nos va a estar dando información en tiempo real del flujo de tránsito».

Por su parte, Andrés Castillo, subsecretario de Gobierno de la comuna, dijo que «este año la idea es focalizar en el peatón, todos somos peatones en algún momento del día, queremos concientizar y proteger la figura del peatón que en el sistema de movilidad es el eslabón más frágil y al que tenemos que apuntalar a proteger».

El Programa de Movilidad Sostenible aprobado por el Concejo Deliberante en el 2013 estable distintas modificaciones como prohibiciones de estacionamiento, así como la ampliación del área de Estacionamiento Medido y Pago.

También dispone que en algunas arterias determinadas, la velocidad máxima por la sincronización de los semáforos, no podrá ser superior a los 30 kilómetros por hora y paradas para el sistema de Abastecimiento (carga/descarga)», en distintos sitios del microcentro, entre otros.

En la ciudad de Buenos Aires existe desde hace mucho años un sistema inteligente de tránsito consistente en sensores de piso que brindan información a los semáforos sobre el paso de los automóviles, aunque el de Bahía Blanca es el primero en su tipo para peatones.