Cabe recordar que días atrás, el presidente Sebastián Piñera determinó el cese de los primeros 1.047 MW de las ocho centrales más antiguas hacia el año 2024.

Dichas unidades están en las comunas de Iquique (1), Tocopilla (4), Puchuncaví (2) y Coronel (1), y representan en su conjunto un 19% del total de la capacidad instalada de centrales a carbón.

La etapa de mediano plazo, consiste en el compromiso de definir fechas en nuevas mesas de trabajo conformadas cada cinco años que permitirán establecer cronogramas específicos de retiro, dando cuenta de los impactos económicos, sociales y ambientales de esta decisión.

Según explican desde el Ministerio de Energía, todo lo anterior, con la ambición común entre empresas y gobierno para el retiro de operaciones del parque total de centrales a carbón antes de 2040.

Esta nueva medida fue analizada por Ignacio Rodríguez, abogado de la firma Alster Legal, recientemente elegido como presidente de ACESOL, institución que representa a las compañías de la tecnología solar en Chile.

En una entrevista exclusiva con Energía Estratégica Latam, el experto brindó su punto de vista sobre el plan de salida de centrales a carbón.

 ¿Qué evaluación hace de los plazos que plantearon las autoridades?

En ACESOL A.G. celebramos la iniciativa del gobierno, siendo ésta una buena aproximación inicial. La etapa 1, correspondiente al reemplazo de 5 centrales al año 2024 (las más antiguas) representando 1.047 MW de un total de 4.800 MW en centrales de carbón, nos parece una medida poco ambiciosa pero concreta y medible, lo cual celebramos.

¿Se debería ser más ambicioso?

Esperamos mayor determinación respecto a la Etapa 2 y las 23 centrales restantes equivalentes a 3.753 MW de potencia, las cuales sólo sabemos que serán reemplazadas en algún momento entre los años 2024 y 2040.

¿Cómo será este segundo paso?

Esta etapa debiese ser bastante más acelerada, principalmente debido a la creciente y acelerada reducción de costos en los sistemas de almacenamiento para las energías renovables variables, así como también al significativo auge de la generación distribuida y el autoconsumo atomizado de energía renovable. Estos 2 factores clave harán que, mucho más temprano que tarde, no necesitemos de grandes centrales para satisfacer la seguridad del sistema eléctrico.

¿Se abre el juego para que ingresen más energías renovables?

A nivel sistémico de gran escala, se espera un foco estratégico a nivel de regulación y fomento económico en lo que respecta a la penetración de tecnologías de respaldo a las energías renovables variables, tales como el almacenamiento vía baterías de litio de tal manera de superar su carácter intermitente y satisfacer los estándares de seguridad de sistema eléctrico.

Necesitamos una robusta regulación que reconozca diversos modelos de negocio capaces de dar sustentabilidad económica al almacenamiento eléctrico como servicio complementario del sistema, considerando todas las tecnologías existentes a nivel mundial.

¿Sólo se piensa en proyectos de gran escala?

A nivel de generación distribuida esperamos un fuerte apoyo al autoconsumo y a la generación eléctrica de los PMGD y PMG’s. La transición energética no sólo se trata de mutar hacia las renovables, sino que también hacia una nueva visión sistémica, con un foco en la generación distribuida, cercana al punto de consumo, disminuyendo los riesgos ambientales, eléctricos y económicos de la generación centralizada y al mismo tiempo aprovechando los beneficios ambientales, económicos y eléctricos de la generación eléctrica descentralizada, la cual creemos que tendrá un enorme impacto en materia de transferencia tecnológica a gran parte de la población.

¿Se podrá alcanzar este objetivo?

Esta es una oportunidad única que tiene Chile, gracias a sus recursos naturales y liderazgo renovable. Tenemos la oportunidad de liderar en LATAM, una economía electrificada capaz de exportar productos y servicios de valor agregado al resto de la región y no solamente vender la materia prima (el sol, el viento y el uso del suelo).

Ignacio Rodríguez, Presidente de ACESOL.