IES BIOGAS es una empresa italiana fundada en 2008, especializada en el diseño, construcción y gestión posventa de plantas de biogás, para generar energía eléctrica, térmica, biometano y fertilizantes.

Al calor del crecimiento del mercado, se estableció como líder en el sector agrícola con más de 220 centrales construidas alrededor del mundo, y en 2018 se convirtió en parte del grupo italiano SNAM, una empresa líder en Europa en la gestión de infraestructuras energéticas.

En una entrevista para Energía Estratégica, Aldo Angeleri, Country Manager para Argentina de IES Biogás, cuenta cuál es la estrategia que está desplegando la empresa para América Latina.

¿Sobre qué tipo de innovaciones están trabajando para el mercado latinoamericano?

IES BIOGAS nació de la mano de productores agropecuarios, que precisaban encontrar una solución a la disposición de sus residuos como estiércol de ganado, subproductos de agricultura, residuos agroindustriales o subproductos de origen animal de frigoríficos y la industria de alimentación. Nuestras plantas utilizan a todos ellos para transformarlos en biogás a través de un proceso de digestión anaeróbica.

Tras consolidar su liderazgo en el sector agrícola a través de IES Agri & Farm, en 2015 fortaleció las divisiones IES Food Industry, que valorizan los subproductos y residuos de los procesos alimentarios para el sector de alimentos y bebidas, transformándolos en energía.

Luego creó la nueva división IES Waste, dedicada a la construcción de plantas en el sector de los residuos. Contamos tecnologías “wet process” y “semy-dry process”, que integran los sistemas de separación de residuos reciclables y los orgánicos para generar biogás.

El digestato de salida de la planta se somete a un tratamiento posterior aeróbico, cuya fracción solida luego de combinarla con material estructurante se pasa a compostaje, y la fracción liquida a un proceso de depuración para utilizarlo como fertilizante.

Esta tecnología, permite transformar el 80% de los residuos que ingresan al relleno sanitario, sea para vender los reciclables como para transformar en biogás los orgánicos, y que solo el 20% vaya a disposición final en el sitio.

Seguidamente, hemos incorporado la división de IES Biometano. El biogás desulfurado y deshumidificado se somete a un proceso de depuración para separar el metano de los demás gases que componen la mezcla de biogás.

El biometano obtenido de esta manera puede utilizarse, comercializarse y transportarse, de forma gaseosa o liquida, al igual que el gas natural y constituye un recurso programable y acumulable, gracias a la amplia capacidad de almacenamiento y de la red de gas natural disponible en cada país.

El objetivo de IES BIOGAS siempre fue crear un sistema que satisfaga plenamente las necesidades del mercado en términos de construcción y seguridad, pero también de administración y automación.

Por este motivo, el diseño arquitectónico y ejecutivo, las tuberías, el sistema eléctrico e hidráulico y el software se desarrollan por completo en la empresa, garantizando al cliente un producto “a medida” y de calidad.

Nuestro equipo está compuesto por mujeres y hombres cuya prioridad es la mejora continua: biólogos, ingenieros, agrónomos, informáticos y técnicos de desarrollo de procesos con competencias y una experiencia consolidada para garantizar soluciones y plantas innovadores, eficientes y confiables.

¿Ya emplean estas tecnologías en Europa?

Todas estas tecnologías están funcionando en Europa y nos estamos consolidando en Asia. Además, nuestras plantas están diseñadas con tecnología flexible para generar la energía comprometida, los 365 días del año en forma ininterrumpida, lo que maximiza la rentabilidad e inversión.

IES BIOGAS ha logrado una probada fiabilidad, experiencia y solidez, lo que le permitió asumir un nuevo rol en el mercado como Contratista General EPCM (Ingeniería, Adquisiciones, Construcción y Administración), ofreciendo las máximas garantías en términos de calidad, tiempos de ejecución y rendimiento de sus plantas.

En Italia, por ejemplo, la legislación permite la comercialización de los fertilizantes generados por plantas de biogás, y para inyectar biometano a la red de distribución de gas natural, comercializarse o transportarse de forma gaseosa o liquida. Actualmente estamos finalizando la construcción de varias plantas, incluyendo una planta de Biometano en Enna, Sicilia, que producirá y distribuirá 490 Sm3/h de biometano como combustible vehicular, y contribuirá a reducir la emisión a la atmósfera de 8.100 toneladas al año de CO2 fósil.

Aldo Angeleri, Country Manager para Argentina de IES Biogás

¿Qué resultados están encontrando en América Latina?

América Latina tiene un enorme potencial agroindustrial, frigoríficos, criaderos y rellenos sanitarios, que hoy están desaprovechando sus residuos o subproductos, y no solo no obtienen ningún aprovechamiento de ellos, sino que deben pagar para disponerlos según la legislación ambiental.

IES BIOGAS cuenta con la experiencia y tecnologías, que permiten el aprovechamiento de todos ellos para la generación de biogás, que puede usarse como combustible de un generador eléctrico para vender energía a la red o transformarlo en biometano, y utilizar el calor generado para calefaccionar los digestores, y alimentar sistemas de calefacción para diversas aplicaciones.

En Argentina contamos con dos plantas funcionando al 100% de su capacidad en forma sostenida. En Avellaneda, Santa Fe, construimos la planta más grande del país que genera 6,8MWh de energía eléctrica, alimentada por subproductos del proceso de fabricación de bioetanol. Y en Christophersen, Santa Fe, construimos la primera planta alimentada por subproductos de tambos vacunos, generando 1,4 MWh.

En Santiago del Estero, estamos construyendo una planta que generará 3,2 MWh con subproductos agropecuarios. Gracias a la confiabilidad y calidad de nuestras plantas, despertamos mucho interés en el mercado y tenemos la enorme responsabilidad de contar con más de 10 proyectos ofertados en estudio con todas las tecnologías ya mencionadas: biometano, residuos orgánicos municipales, agroindustriales y frigoríficos.

Para poder atender las demandas de este exigente mercado en expansión, contamos en Argentina con un amplio soporte posventa, que incluye servicios remotos biológicos y SCADA, provisión de micronutrientes específicamente formulados para cada cliente, un centro de logística y repuestos ubicado estratégicamente en el Gran Buenos Aires que reduce sustancialmente el plazo de provisión, dirección de obra local, proveedores locales que permiten cumplir con el contenido local exigido por la legislación vigente, y próximamente completaremos el área posventa con un servicio de mantenimiento preventivo local para plantas con tecnología propia o de terceros.

De hecho, recientemente iniciamos el servicio técnico a dos plantas construidas por otro tecnólogo, que no estaba logrando generar la energía comprometida, con notables mejoras en la generación de biogás, a un mes de haber iniciado los servicios.

A pedido de algunos clientes, también integramos a nuestra oferta local la provisión y coordinación de Obra Civil, con proveedores locales calificados.

Estratégicamente, ¿en qué países de la región latinoamericana apuestan por esta tecnología?

Nuestra base de operaciones está estratégicamente ubicada en Buenos Aires, desde donde pensamos centralizar la gestión para América Latina.

En Argentina, el desafío urgente para volver a impulsar estos proyectos es recuperar fuentes de financiación a tasas internacionales competitivas, tomando como punto de partida el reciente acuerdo del Gobierno Argentino para pagar la deuda. Los siguientes desafíos para sacar el mayor provecho de estas tecnologías, los estamos impulsando a través de CADER, que incluyen incluir el biometano en la legislación de biocombustibles para poder inyectarlo a la red de distribución o en forma de CNG/LNG, y aprobar la legislación que permita comercializar los fertilizantes producidos por plantas de biogás.

Dado el enorme interés despertado en la región, estamos en conversaciones avanzadas con varios países de América Latina, entre ellos Brasil, Paraguay y Uruguay, entre otros.

¿Cree que estos otros mercados adoptarán estas tecnologías rápidamente?

Sin lugar a duda el mercado Latinoamericano adoptará estas tecnologías, porque además de generar ingresos, y reducir costos de disposición y de fertilizantes, resuelven un problema ambiental serio.

El biogás es una energía limpia, inagotable, eficiente y rentable. Nuestras plantas tienen una continuidad de rendimiento cercana al 100% y el biogás se convierte en: ENERGIA ELECTRICA a través de nuestros equipos de cogeneración, utilizada para vender a la red eléctrica nacional o autoconsumo; en CALOR empleado en parte para el proceso de fermentación y para calentar las instalaciones de la empresa (u otro lugares externos a esta); en DIGESTATO (residuo final de la producción de biogás), un abono de excelente calidad; y en BIOMETANO para suministro de calderas propias, y en países donde existe legislación poder suministrarlo a la red o comercializar en forma de CNG o LNG.

Uno de los criterios más importantes que recomendamos a los inversores al momento de decidir el proveedor de la tecnología, es que verifiquen que la eficiencia de sus plantas ya construidas ronde el 100%, funcionando 24hs al día los 365 del año sin paradas, ya que esta capacidad nos ha diferenciado y posicionado como referentes en el mercado internacional.

Gracias a nuestro impulso, hemos abrazado tecnologías y nuevos ámbitos de aplicación, expandiéndonos por el mundo. Invertimos en energías renovables, en la “green and circular economy”, proponiendo soluciones completas de vanguardia. Hoy miramos con mucho entusiasmo al futuro, estamos seguros de poder ganarnos la confianza de quienes no nos conocen aún y de continuar mereciéndonos la de aquellos que, desde hace años, nos eligen y nos apoyan.

(*) Foto: Planta de 6,8MWh ubicada en Avellaneda, Santa Fe, Argentina