En una ceremonia con presencia de autoridades académicas, estudiantado y representantes de empresas fabricantes, el Instituto de Energías Renovables (IER) de la UNAM, referente nacional y la principal institución activa en la investigación, innovación, divulgación y formación de especialistas en tecnologías energéticas sustentables, inauguró el primer Laboratorio Fotovoltaico Didáctico de México.

La iniciativa fue patrocinada por AmaraNzero, empresa líder del sector energético con más de 60 años de experiencia, busca potenciar el desarrollo técnico de instaladores, a través de un sistema de red fotovoltaica, en donde Trina Solar es uno contribuidores quien puso a disposición del instituto módulos monofaciales de 450W para la implementación de la iniciativa.

El laboratorio apoyará distintas fases del proceso educativo de los beneficiarios, en los que se harán diversos tipos de ensayos y simulaciones de errores en la red. Así lo comenta Jorge Alberto Tenorio, encargado de vinculación de Servicios Tecnológicos del IER.

“Los módulos se armarán en dos cadenas a un inversor de 2MPPT para de esa forma poder distinguir claramente la diferencia en generación de los módulos Trina Solar con lo que generan otros módulos. También se instalará el inversor tanto lejos como cerca de los módulos para que los alumnos entiendan cuáles son las diferencias técnicas, normativas y de desempeño en la generación de energía”, explica.

Apoyar el desarrollo de los mercados y fomentar la tecnificación de la mano de obra local es también uno de los desafíos de Trina Solar, empresa líder en la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a sus módulos. Gerliz Cancino, Head de Marketing y Comunicaciones para Latinoamérica y el Caribe en Trina Solar , detalla que “como compañía mantenemos firme nuestro objetivo de impulsar el desarrollo de una transición energética que ayude con la reducción de las emisiones de carbono, por lo que formar parte de estas iniciativas que buscan apoyar la educación y formación de los futuros instaladores, técnicos y profesionales fotovoltaicos, nos parece de vital importancia para dar más accesibilidad a las energías renovables, fomentando el desarrollo de la industria fotovoltaica local y también cumpliendo uno de nuestros desafíos a nivel global de promover el desarrollo sostenible”.

El Laboratorio Fotovoltaico Didáctico del IER nace como parte del compromiso que tenemos en AmaraNzero con la transición energética, explica Roberto León del Ángel, gerente técnico y quien estará a cargo del laboratorio.

“En AmaraNzero apostamos por la formación académica y desde la distribución y construcción proyectos nos interesa generar un legado que aporte a la industria, ya que todos los días hay un avance nuevo en este sector que nos motiva a seguir profesionalizándonos constantemente. Creemos que estas acciones benefician al sector solar y qué mejor que hacerlo desde un instituto que está siempre al frente de la investigación”, agregó.

Jorge Alberto Tenorio añade que “al ser Trina Solar un desarrollador tan grande de tecnología nos permite seguir apostando por la formación académica, ya que Trina Solar es un fabricante con una fuerte presencia científica, que no solo realiza desarrollo tecnológico para mejorar cada año sus eficiencias, sino que también las llevan a la realidad, se reinventan a sí mismos, cambiando procesos de fabricación entre otros. La verdad que estar en contacto con empresas como Trina Solar nos viene muy bien, porque se cierra el círculo”.

El programa irá en beneficio de más de 150 estudiantes por año, de pregrado y posgrado de la UNAM, técnicos instaladores y todo aquel motivado en certificarse sobre el uso e instalación de sistemas fotovoltaicos, tanto en la zona de Temixco, Morelos, como de toda la región mexicana.