“2018 es el año de la verdad. En 2017 se hizo todo lo administrativo y ahora es cuando tiene que comenzar el proceso de construcción de los parques”, indica Lucas Salvatore, Director Comercial de IDERO, en diálogo con Energía Estratégica.

Si bien el empresario reconoce que existe cierto atraso en el montaje de los parques solares adjudicados en las licitaciones que instrumentó el Gobierno nacional mediante el Programa RenovAr, manifiesta tener “muchas expectativas” en sus respectivos avances.

A través de la Ronda 1, 1.5 y 2 el Ministerio de Energía y Minería adjudicó 41 plantas solares en 9 provincias por 1.732,4 MW. De ese total, unos 900 MW deberían construirse entre este año y el 2019, de acuerdo al plazo de operación comercial comprometido por los adjudicatarios de los emprendimientos.

“Estamos cotizando varios parques para el RenovAr y también para el mercado entre privados: como proyectos de 8, 15 y 30 MW”, asegura Salvatore, al tiempo que destaca que desde IDERO desarrollaron el primer seguidor solar a un eje de producción nacional.

“Es competitivo internacionalmente y tenemos la ventaja de que no sólo brindamos la provisión sino el montaje de parques, lo cual asegura una garantía transparente del producto”, resalta el empresario.

“Hace 25 años que funcionamos, hicimos obras en todo el país, conocemos la idiosincrasia de la gente y podemos dar una garantía clara no sólo por los seguidores sino por el montaje, tema que a veces se torna engorroso con proveedores internacionales”, compara.

Otro aspecto que subraya Salvatore tiene que ver que sus trackers nacionales, permiten que cada desarrollador de parques solares puedan “llegar fácilmente al 30 por ciento de componente nacional, lo que permite recibir el bono fiscal del 20 por ciento que otorga el Gobierno nacional como medida de promoción”.

El Director Comercial de IDERO explica que con sus 3 plantas de producción (dos en Buenos Aires y una en San Juan) pueden producir seguidores solares para 400 MW anuales.