Días atrás, Iberdrola recibió la autorización definitiva del Gobierno de Estados Unidos para iniciar este año la construcción de su ‘megaparque’ eólico marino ‘Vineyard Wind 1’, que con una potencia de 800 MW será el primer proyecto a gran escala de esta tecnología en el país.

Se dio luego de conocer que la administración de Joe Biden anunciara una plan para desarrollar 30.000 MW de eólica offshore.

Consciente de este potencial de negocio, la firma Iberdrola mostró su carpeta de proyectos en todo el globo, siendo Brasil una de sus principales apuestas con 9000 MW.

En Estados Unidos por caso, en distinto grado de desarrollo, avanza con tres propuestas de eólica offshore por 7500 MW.

Las expectativas, claro está, son positivas para esta tecnología. De acuerdo a la Inteligencia de Mercados del Global Wind Energy Council (GWEC) pronostica que hasta el año 2030 se añadirán más de 205 GW de nueva capacidad eólica marina a nivel mundial, incluyendo al menos 6,2 GW de viento marino flotante.

La