Representantes de la gerencia de productos del Banco HSBC expusieron a empresarios del sector renovable una de las alternativas de financiamiento que tienen disponibles y que pueden generar al sector renovable mayores transacciones en la comercialización de equipos.

Se trata del Leasing, una herramienta que promueve la inversión para adquirir un bien, dando la posibilidad de tener un plazo de financiación que va a estar dado en función del aquel bien.

“Los bienes que nos ocupan aquí son de energías renovables. Nosotros, desde el banco, definimos financiar este tipo de bienes a un plazo de 5 años”, introdujo Leonardo Liguori, titular del área de Préstamos Leasing para equipos y productos básicos del HSBC, en el último seminario organizado por la Cámara Argentina de Energías Renovables destinado a tratar “Las oportunidades de financiamiento para energías renovables”.

Cada una de las características compartidas para la financiación por leasing de equipos de generación de energía son:

  • Plazo 61 meses (5 años).
  • Porcentaje a financiar entre 80% y 100%.
  • Target de clientes: exclusivamente empresas.
  • Condiciones: se fijan al momento de liquidar la operación de acuerdo a mercado.
  • Fee de otorgamiento: 2%.

En este escenario entran como jugadores 3 actores, un dador, un tomador y un proveedor. Según las definiciones facilitadas por representantes del banco:

Dador: es quien adquiere el bien indicado por el cliente para brindarle su uso y goce. (HSBC)

Tomador: es el cliente a quien HSBC le otorga el uso y goce del bien mediante un acuerdo (Leasing) pagando una serie de cánones y con la opción de adquirir el bien.

Proveedor: es el vendedor, fabricante o vendedor a quien HSBC adquiere el bien para otorgar en Leasing

“Es el tomador quien elige el bien y el proveedor, y negocia el precio del mismo para luego instruir a HSBC para que actué de acuerdo a las pautas comerciales establecidas entre las partes”, precisaron desde el banco.

Aquello resulta relevante al sector renovable, principalmente para casos de empresas que quieran adquirir sistemas de generación distribuida o proveedores que quieran asegurarse esas ventas de equipos. 

No obstante, uno de los puntos que podría complicar el proceso es que el equipo debe ser definido como un único bien y no por sus partes (detalle que entrará en evaluación de los actores antes de avanzar con la transacción).

“Este tipo de bienes, como los paneles, son una serie de complementos que no podemos no identificarlos. Una de las particularidades que tiene que tener el Leasing es que los bienes tienen que estar registrados. Con una empresa logramos que todos los complementos sean identificados de manera unívoca bajo un sólo número de serie; caso contrario, frente a los registros, sería inviable referir cada elemento. Por lo que, si un sistema de generación se registra bajo un número de serie único, la transacción se puede hacer”, señaló Leonardo Liguori, referente de Leasing en el HSBC.  

Lea también: «Advierten caída en la rentabilidad de fabricantes eólicos por esquema de licitaciones»

Otro detalle no menor a adicionar es que previo a al vencimiento del plazo de la operación, la empresa tendrá la opción de comprar el bien abonando el valor pactado (opción de compra).

Sin embargo, dentro de esta herramienta de financiamiento existen dos alternativas o tipos de Leasing. Primeramente está el Leasing Financiero, este tiene la particularidad de que el objetivo del banco es que el bien quede en poder del tomador, por lo que el HSBC no se quedaría con ningún activo; en este, la opción de compra es baja (< 20% del valor del bien). 

Como contracara, el Leasing Operativo, que usualmente lo dan los proveedores, porque la opción de compra es similar al valor del mercado del bien dado en leasing al finalizar el plazo del contrato (>40% del valor del bien). Este persigue la finalidad de que el tomador adquiera durante todo ese periodo del uso, el mantenimiento del activo con ese proveedor; pero, siendo así, hay una alta tasa de probabilidad de que al vencimiento, el tomador le devuelva el bien al proveedor.