Según los organizadores, el evento también tiene como finalidad impulsar la reducción de las emisiones contaminantes y estimular el crecimiento económico.

Al encuentro asistirán funcionarios de los ministerios de Minas y Energía, de Economía, y de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica.

Se espera además la participación de miembros de instituciones financieras, distribuidores e instaladores solares en Brasil, consumidores de energía solar en países latinoamericanos, fabricantes e integradores de sistemas fotovoltaicos.

El foro se centrará en el estudio y la investigación de la tecnología, el proyecto piloto y la inversión financiera.

De igual manera estarán en programa otros temas como cooperación en energía y producción, el reconocimiento mutuo de las normas y la capacitación personal para promover la cooperación internacional entre China y Brasil en el ramo.

La energía solar es uno de los nuevos sectores estratégicos de China, que se caracteriza por una cadena industrial completa (mejores procesos y más avanzados).

El gigante país asiático ocupa el primer lugar en el mundo en producción, uso y mercado de productos de energía solar fotovoltaica.

Por la experiencia de desarrollo de China en este sector, de acuerdo con los organizadores y autoridades, puede ser utilizada por países latinoamericanos, como Brasil.