Durante los últimos 20 años los gobiernos nacionales tomaron la decisión de satisfacer la demanda eléctrica creciente preferentemente con energía térmica fósil.

Según un detallado informe realizado durante el año pasado por la CADECI, y publicado este año, denominado “Las Presas y el  Desarrollo”, en el período 1992-2013 la demanda de energía eléctrica anual según el Mercado Eléctrico Mayorista fue del 4,26 por ciento. En ese período, se triplicó la generación térmica fósil mientras que la tecnología hidroeléctrica se duplicó.

Además, el documento revela que la matriz eléctrica argentina en 1992 se conformaba por un 46,1 por ciento de energía fósil y la hidroeléctrica correspondía a valores del 36,6 por ciento. En 1997, el porcentaje de energía fósil se redujo a un 44 por ciento y el de hidroeléctrica se elevó al 44,5 por ciento. Sin embargo, durante el 2013 la energía térmica ocupó un 63,9 por ciento y la hidráulica un 31,1 por ciento.

No obstante, en diálogo con energiaestrategica.com, Pablo Chelmicki, gerente de la CADECI, observa que “en los últimos tres años la Secretaría de Energía (de la Nación) ha dado mayor protagonismo en el sector”.

Considera que “hubo un cambio en el criterio energético” de las autoridades y opina que se debe al aumento del precio del petróleo de años atrás.

Si bien actualmente el barril de crudo cayó a valores históricos a finales del año pasado y todo este 2015 (47 dólares aproximadamente), la tendencia a seguir apostando por la energía hidroeléctrica continúa.

Más allá de la fuerte inversión del gobierno por instalar 1500 MW de potencia térmica fósil, anunciado durante el mes pasado, paralelamente millones de dólares se están destinando para la construcción de presas en diferentes puntos del país.  “Lo que hay que destacar, además, es el carácter multipropósito de las obras hidroeléctricas. El caso de Punta Negra en San Juan es paradigmático”, resalta el especialista.

Tenemos que volver a tener una matriz del 40 por ciento; aún hay muchos recursos hídricos por explotar”, suma Chelmicki y aclara que no sólo hay que desarrollar en nuestro territorio la tecnología hidroeléctrica sino también profundizar sobre la explotación de otras renovables.

Acercamiento con los candidatos

El miembro de CADECI cuenta que cuando fue publicado el informe sobre las ventajas y beneficios de los Aprovechamientos Multipropósitos Hidroeléctricos se enviaron ejemplares a actores políticos nacionales y provinciales. Según Chelmicki tuvieron buena repercusión y despertó el interés de muchos de ellos.

Adelanta que después de que se produzca un nuevo cambio de gestión, en diciembre de este año, se reunirán con miembros del gabinete de la nueva presidencia para avanzar sobre emprendimientos hidroeléctricos y cubrir así parte de la demanda creciente.