Días atrás, Héctor Ruíz Moreno, Gerente de la Cámara Eólica Argentina planteó la idea que por el momento no es necesario avanzar con nuevas licitaciones, si es que se logran recuperar los proyectos que no se llevaron a cabo que suman 2000 MW.

En la misma línea temática, Hector Pagani, el Presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) ratificó que “el Gobierno debe salir a licitar nuevamente, dado que varios de esos proyectos ya tenían puntos de interconexión, que hoy en día es difícil si no se hacen inversiones”.

“El nuevo Secretario de Energía tendrá que ver cuáles son las razones de cada caso y licitar otra vez. Urgente debe haber licitación, sino no vamos a llegar al 2025 con la cantidad de potencia instalada necesaria”, agregó.

El objetivo al que se refiere el Presidente de AAEE es que el consumo total de energía a nivel nacional esté cubierto en, al menos, 20% con energías renovables (Art. 5 – Ley 27.191).

Recientemente Argentina alcanzó 4116 MW de potencia instalada en los grandes parques de energías renovables, es decir, en centrales conectadas al sistema eléctrico nacional, según datos proporcionados por CAMMESA, aunque aún lejos de los 7000 MW correspondientes a proyectos adjudicados en licitaciones.

Por otro lado, Pagani sostuvo que “si bien el plan RenovAr fue muy bueno porque se instaló mucha potencia, hubo poca participación de empresas argentinas”.

Y puso como ejemplo que “sólo el 14,6% de todas las torres eólicas que se van a instalar se fabricaron en el país”.

Tampoco dejó de lado las medidas sobre energías limpias a nivel general y dio su visión a largo plazo: “Hace falta una política energética a ocho o diez años, donde cada parte pueda tener previsibilidad de lo que vaya a pasar”.

“Para competir con las empresas del exterior tenemos que estar preparados tecnológicamente para poder competir con los precios. La idea es trabajar en conjunto y ayudarlos a buscar una solución”, profundizó en el tema el ex Gerente Energías Renovables y Ex Sub Gerente General en Astillero Río Santiago.