H2 Ecuador identifica los principales desafíos para lograr una Estrategia Nacional de Hidrogeno

El director de la Asociación, Cristian Mejía, revela las acciones que se vienen llevando adelante para contribuir a la elaboración de una Ley Nacional que promueva la industria y permita su producción y exportación a otros países de la forma más competitiva posible.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Como ya había anticipado Energía Estratégica, la Asociación Ecuatoriana de Hidrógeno (H2 Ecuador) tiene planeado promover la inversión de USD 5 millones del vector energético hasta el 2030, especialmente para la identificación de dos proyectos pilotos claves para atraer la inversión extranjera en concordancia con lo establecido en la Hoja de Ruta de Hidrógeno Verde del Ecuador, realizada por el Ministerio de Energía y Minas y el BID. 

Ante estas estimaciones, Cristian Mejía el director de la Asociación, explica a este medio las principales industrias de los proyectos pilotos y los desafíos regulatorios que enfrenta el país para impulsar el hidrógeno verde.

¿De qué se tratan estos proyectos pilotos?

Como H2, primero debemos identificar los proyectos pilotos en diferentes industrias para el consumo interno del hidrógeno verde y así producir bienes con hidrógeno verde y mayor valor agregado.

En la hoja de ruta se prevé que debemos identificar entre 2 a 4 proyectos piloto con una capacidad instalada de al menos 100 kW, que no es mucho realmente en electrólisis, pero que da una inversión de 400 mil dólares a 500 mil dólares.

Ecuador tiene un potencial bastante interesante porque el 85% de nuestra matriz energética es hidroeléctrica, entonces tenemos que invertir bastante en la repotenciación de nuestras hidroeléctricas y construir proyectos renovables más grandes. De esta forma, estos 500 mil dólares de inversiones renovables son complementarios a las hidroeléctricas.

Entonces los proyectos piloto que estamos identificando están vinculados a la industria del transporte. Estamos trabajando en un proyecto con hidrógeno en las islas Galápagos para descarbonizar el transporte turístico.

También estamos viendo un proyecto de capacitación técnica y vocacional y descarbonización en hidrógeno sustentable en el sector siderúrgico (acereras) y en la industria papelera.

¿Cuáles son los principales ejes de la Hoja de ruta planteada y cuáles son los desafíos que enfrenta el país para lograr su estrategia nacional de hidrógeno?

La Hoja de Ruta se divide en dos fases grandes: de consolidación y de expansión. Estas implican una inversión económica del sector público y privado y una actualización regulatoria bastante fuerte.

En la hoja de ruta se definen estos pasos regulatorios que tenemos que empezar a seguir para la creación de la estrategia nacional de hidrógeno y una ley nacional que ayude a impulsar el vector energético.

Tenemos la ventaja de que muchos países están muy adelantados y a veces ser el segundo o el tercero te ayuda a ver qué errores se cometieron y cómo se puede mejorar. Seguimos muy de cerca el caso de Chile y Brasil.

También consideramos muy importante la capacitación y certificación porque vamos a necesitar comprobar que nuestro hidrógeno verde es realmente verde.

Entonces ahí se establecen varios parámetros que tenemos que seguir para poder realmente ajustarnos a las certificaciones internacionales, principalmente las europeas y estadounidenses.

Ecuador estaría atinando más a las certificaciones europeas porque es a donde más vamos a mirar para la exportación de bienes producidos a partir de hidrógeno verde.

¿Cuál fue la aceptación del sector público y privado en estas acciones que están tomando desde la asociación?

Hay que ser sinceros. Ecuador está atravesando un contexto peculiar. Somos un país petrolero entonces cuando hablas de tecnologías que eventualmente podrían sustituir el petróleo en nuestro balance de pagos, a veces se mira con recelo.

No obstante, dentro del sector público especializado, estamos logrando que se entienda que el petróleo tiene sus días contados o que al menos tenemos que ayudar para que así sea.

La aceptación de la hoja de ruta fue muy buena pero dentro de un sector totalmente especializado. Parte de nuestro trabajo, es concientizar al público para que entiendan por qué es importante el hidrógeno verde, sus ventajas y retos.

Por otro lado, fuera del sector especializado casi nadie la conoce, pero estamos trabajando en revertir esta situación.

Parte de nuestro trabajo es construir alianzas internacionales, estamos en constante contacto con Chile. Uno de los principales retos, es presentarnos como una región con potencial de inversión y de exportación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *